Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Álvarez | Presidente de la asociación vecinal de Cayés (Llanera)

“La variante de Cayés no admite más demoras, debe ser una prioridad sí o sí”

“El Principado la prometió la legislatura pasada, pero en la política y en la vida no importa lo que dices, sino lo que cumples”

Luis Álvarez, en el polígono de Silvota. | LNE

Luis Álvarez, en el polígono de Silvota. | LNE

La Asociación de Vecinos de Cayés (Llanera) lleva varias décadas reivindicando una solución para la eliminación del tráfico pesado que a diario pasa por la travesía de la parroquia, procedente de dos canteras y de una planta de hormigón cercanas. Según informes técnicos que obran en poder del Ayuntamiento, cada jornada atraviesan la localidad una media de 385 camiones. Tras paralizarse el compromiso de impulsar a corto plazo el proyecto de la denominada variante de Cayés, concebida precisamente para redirigir esos tránsitos, el equipo de gobierno ha decidido prohibir, a través de una ordenanza municipal, que circulen por la vía vehículos cuyo peso supere las tres toneladas y media.

–¿Cómo valora la decisión adoptada por el Ayuntamiento?

–La travesía es de titularidad municipal y, por tanto, es competencia del Ayuntamiento. Nos parece que es una decisión que había que adoptar, dada la situación de postergación, de no resolverse el problema y de que no haya salido adelante la variante de Cayés. Llevamos 40 años con esta situación y con varios documentos e informes que es necesaria una actuación para acabar con ella. El Ayuntamiento ha sido valiente. Era necesario. Además, se trata de una medida acorde con el plan de movilidad urbana sostenible, que tiene como objetivo reducir impactos de tráfico y contaminación, tanto acústica como ambiental, que sigue afectando a la parroquia con niveles que superan lo permitido.

–El Principado habla de que la prioridad es la variante de Posada de Llanera.

–Estamos en una situación en la que no sabemos por qué razones se incumplen los acuerdos para construir la variante de Cayés que, por otra parte, ya deberíamos estar disfrutando los asturianos y los municipios de Llanera y de Oviedo en estos momentos si no se hubieran incumplido de manera flagrante los compromisos. Por eso nos parece que no es muy serio que se hable de prioridades cuando en el caso de Cayés estamos hablando de una demanda histórica de 40 años. La variante de Cayés es una prioridad sí o sí, no admite más demoras. Vemos que una vez más los programas electorales no son vinculantes en el compromiso con la ciudadanía. En la vida y en la política lo importante no es lo que se promete, es lo que se cumple. Y nosotros nos sentimos decepcionados, defraudados.

–El consejero de Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, plantea la de Cayés a medio plazo.

–Se habla de da dar prioridad a la variante de Posada. Hombre, naturalmente es tan necesaria como la de Cayés. Las dos se pueden construir simultáneamente, pero tiene que haber la voluntad política adecuada para hacerlo. Nosotros, ya digo, estamos defraudados. Hay que revisar la ética pública y ciertas conductas de comportamiento de adicción a la incoherencia y a la contradicción. En este caso, nosotros sabemos que la decisión del Ayuntamiento era necesaria. La determinación de la Alcaldía corresponde con la defensa de los intereses de Llanera.

–Los tráficos que se generan en la zona proceden de actividades cuya sede no está en Llanera, sino en concejos limítrofes.

–Las industrias ubicadas en otros municipios, como Oviedo, pagan sus impuestos en Oviedo y nosotros lo que ponemos es la servidumbre y esto se tiene que acabar en algún momento. Y sabemos que estos tráficos se rebotarán a otros sitios, pero que no se nos culpabilice, no somos la causa del problema. Se tiene que hacer la variante de Cayés, ponerla en la prioridad que le corresponde.

–Ustedes apelan al derecho a la salud.

Somos una sociedad heterogénea, de distinto pensamiento, y habrá gente que diga pues a mí no me molesta. Pero la cuestión tiene que verse en la perspectiva histórica y los problemas de contaminación y salud que causa este impacto de tráfico.

–¿Hay salidas alternativas para esos tráficos?

–Uno de los afectados tiene el aprovisionamiento de material asegurado por ferrocarril, que lo use más. Oviedo tiene su propia vía de acceso con dos salidas hacia La Corredoria y hay una vía autonómica, que la usen también.. Así que no hablen de que se bloquean salidas, porque no hay ningún bloqueo. La cuestión es que se cogen costumbres y mientras los perjudicados sean unos, los otros están contentos. En todo caso, insisto, la variante de Cayés debería ser una prioridad.

Compartir el artículo

stats