Pravia teje una red para atrapar a la avispa asiática. Los usuarios del centro de apoyo a la integración (CAI) Ascivitas ha entregado 125 trampas para la captura de ejemplares de la especie invasora mediante el proyecto de colaboración que mantienen con el Grupo Antivelutina Pravia. Una labor en la que también colaboran los hosteleros y vecinos con la donación, a través del Ayuntamiento, de botellas de plástico con las que luego se elaboran los trampeos contra la vespa velutina.

Los miembros de Ascivitas están muy concienciados con la plaga y ven como la avispa asiática afecta a su entorno más cercano a diario, con daños en frutales y colmenas, presencia de nidos e incluso algún conocido que sufrió una picadura, subrayan.

Por eso se coordinaron con el Grupo Antivelutina Pravia y el Consistorio “para aportar nuestro granito de arena e intentar controlar la expansión de la especie, fabricando trampas selectivas a partir de la reutilización de botellas de agua”, explicaron.