Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Habaneras cubanas y descapotables para celebrar los 100 años de cuatro asturianas

El centro celebró con una fiesta cubana el aniversario de Sara Fernández, Adamina Martínez, Visi Rodríguez e Isabel García

"Que nadie tenga miedo a vacunarse": cuatro centenarias soplan las velas en la residencia de Grado

Hace un año la residencia de ancianos de Grado sufría el impacto de un virulento brote de coronavirus que segó la vida de 30 personas y que obligó a medicalizar el equipamiento. Doce meses después, con todos los residentes y equipo sociosanitario vacunado, la vida se ha vuelto a celebrar con el cumpleaños de cuatro residentes centenarias. Las homenajeadas fueron Sara Fernández, que cumplió en agosto de 2020; Adamina Martínez, que hizo los 100 años el pasado mes de marzo; Visitación Rodríguez, que los alcanzó en diciembre del año pasado, e Isabel García, conocida como "La cubana", que cumple cien años el día 26 de abril. Precisamente por ella, la fiesta fue de tipo indiano, con habaneras y paseos en coche deportivo descapotable en recuerdo de los antiguos "haigas" que traían los emigrados a América al hacer fortuna. "Me dí un paseo por la mañana y la gente me aplaudía desde los balcones, fue muy emocionante", dijo García, radiante de ilusión.

Había muchas ganas de celebrar en la residencia moscona. El patio exterior lucía decorado con guirnaldas y objetos de época, como maletas o reproducciones de las cartas que cruzaban el Atlántico, y los usuarios acudieron engalanados como los antiguos indianos con sombreros de estilo de principios del siglo XX o pañuelos atados en la cabeza. Sara Fernández, una de las centenarias, estaba muy emocionada y no paraba de agradecer el agasaje "porque sabemos que la gente nos quiere y se acuerdan de nosotros, estamos muy bien aunque lo pasamos mal", comentó.

A la cita no quiso faltar la consejera de Derechos Sociales, Melania Álvarez, quien destacó el ejemplo de lucha que demostraron residentes y el equipo técnico para afrontar la pandemia. "Vinimos a celebrar la vida porque lo pasastéis mal, quien nos iba a decir hace un año que íbamos a tener vacuna. Nadie lo pensaba pero el día llegó, aunque seguimos con prudencia", dijo. Además de destacar a los residentes como un espejo en el que la sociedad debe mirarse "para hablar de esperanza". Allí, junto a la directora general de Establecimientos Residentes para ancianos de Asturias (ERA), Ana María Suárez, les entregó una placa conmemorativa a las cuatro residentes centenarias, que recibieron con ilusión y emoción "y más estando aquí mi sobrino Olegario de Sama, que me hace muchísima ilusión", dijo Adamina Martínez.

Ahora, poco a poco todo vuelve a la normalidad y la fiesta de ayer dio muestra de ello, aunque todos siguen con el recuerdo de los que perdieron la vida muy presente. "Hoy es un día alegre pero me acuerdo de todas las pérdidas de compañeros y me da dolor y pena, eran tán jóvenes todavía...", explicó Isabel García, quien también afirmó que era una jornada con un recuerdo especial a sus padres, "sobre todo a mi madre que el día 26 hará cien años que me trajo al mundo".

Una celebración de la que disfrutaron todos los residentes. Y los paseos en coche descapotable fueron la actividad estrella de la jornada. A Alicia Menéndez Petit le sirvió para dar una vuelta por las Calles Nuevas, donde vivió muchos años, "porque hace tiempo que no iba, pero el bar, Villuir, estaba cerrado o no lo ví", comentó a su llegada a la residencia. "Es una alegría poder estar así, estamos todos muy contentos", afirmó Estrella Valles, quien vivió con mucha emoción el reconocimiento a sus compañeras centenarias. Cuatro mujeres que han sobrevivido a la Gripe Española de 1918 o la Guerra Civil y que dan muestra de que la vida continúa. "Esperemos que por mucho tiempo", remató la centenaria 

Compartir el artículo

stats