Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La zona de las fosas comunes de El Rellán, en Grado, será recuperada como lugar de memoria

La exhumación de los restos de las víctimas hallados en el área comenzará en verano, según anunció el colectivo encargado de las excavaciones

Por la izquierda, Rosa María Menéndez, José Horacio Rodríguez, Ramón Miranda, Olegario Arias y Marina Vegas, familiares de víctimas, ayer, en las fosas de “La Chabola”, en Grado. | S. Arias

Por la izquierda, Rosa María Menéndez, José Horacio Rodríguez, Ramón Miranda, Olegario Arias y Marina Vegas, familiares de víctimas, ayer, en las fosas de “La Chabola”, en Grado. | S. Arias

Las fosas comunes de El Rellán, en Grado, serán objeto de un proyecto para recuperar la zona como un lugar de la memoria. Así lo anunció ayer la consejera de Presidencia, Rita Camblor, en una visita a los trabajos de prospección que realiza la asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que anunció que la exhumación de los cuerpos comenzará el próximo verano. Las labores en el área han sido retomadas después de nueve meses, cuando las actuaciones fueron paralizadas por el Juzgado moscón y cuyas diligencias finalmente han sido archivadas.

El alcalde de Grado, José Luis Trabanco, y la consejera de Presidencia, Rita Camblor. | S. Arias S. ARIAS

“Mi padre murió hace poco con la cosa de encontrar a su hermano César y quiero saber si está aquí”, dijo José Horacio Rodríguez, que apenas si podía contener la emoción al hablar durante la visita a los trabajos por los que su familia lleva décadas esperando. La actuación, que se reactivó el pasado lunes, ha sido recibida con gran satisfacción por las familias de los represaliados por el franquismo que saben o sospechan que los restos de los suyos están en las fosas, conocidas también como “La Chabola” y donde se estima que hay, al menos, 40 personas. De hecho, en la jornada del martes los arqueólogos hallaron restos de un cuerpo durante la prospección. Y, también, numerosos restos de balas.

Las explicaciones dadas ayer a los familiares fueron seguidas con mucha atención por los presentes, entre ellos Rosa María Menéndez, quien recordaba que su padre y tíos “se murieron con la tristeza de no recuperar los restos de su padre, es un momento duro pero muy importante porque no podemos olvidar estos genocidios para que no vuelvan a pasar”. Unas vivencias que compartieron también con la directora general de Memoria Democrática, Begoña Serrano, y con la consejera de Presidencia, que destacó la importancia de las intervenciones en las fosas comunes para “cerrar ya una etapa muy negra de la historia de España”.

Por su parte, el alcalde de Grado, José Luis Trabanco, afirmó que “lo primero que tenemos que pedir hoy los demócratas es perdón de que hayan pasado tantos años sin que los familiares puedan llevar los restos de los suyos a un lugar digno”.

Los voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica finalizan hoy, jueves, los trabajos de prospección en “La Chabola”. La información obtenida servirá para delimitar las dimensiones de las fosas y proceder, posteriormente, a la exhumación de los cuerpos. Una intervención que se realizará el próximo verano, según avanzaron, aunque no hay fecha definida por el momento. Todo para recuperar los restos de las víctimas de la represión franquista que hay en la mayor del total de catorce fosas documentadas en el concejo moscón.

Compartir el artículo

stats