Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quejas por la falta de privacidad en los espacios del polivalente de Lugones

Algunos usuarios afirman que se ven y escuchan las consultas en las dependencias de la Policía y del centro asesor de la mujer

Ángel García, en la zona del auditorio del centro polivalente de Lugones. | P. T.

Ángel García, en la zona del auditorio del centro polivalente de Lugones. | P. T.

Un grupo de usuarios del centro polivalente integrado de Lugones han presentado quejas ante el Ayuntamiento por lo que consideran una falta de privacidad a la hora de acudir a ciertos servicios en el nuevo equipamiento. En concreto, apuntan a los espacios habilitados para plantear las denuncias en el puesto de la Policía Local y en el punto de asesoramiento a mujeres. “Es un riesgo, porque se oye todo”, consideran.

El problema que relatan es que las oficinas en las que se atienden estos servicios se ven desde el exterior “y las conversaciones pueden escucharse”. “Cualquiera puede ver lo que se hace y se dice desde fuera”, añaden.

Según indica el portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, y confirman varias usuarias, “fueron a planteárselo al gobierno local, pero estos no dieron opción”. Lo que se proponía era mover estos servicios, “especialmente sensibles”, a los despachos que se encuentran en la zona trasera, mucho más resguardados.

Sin embargo, al no conseguirlo, las afectadas hablaron con el grupo político de Somos Siero, para que tratara de forzar una solución. Lo que plantea ahora Pintado es que “se coloquen vinilos que resguarden la intimidad de estas oficinas y que se insonoricen” las mismas, de modo que nada de lo que ocurra en el interior pueda ser conocido por las personas que pasan por fuera de manera habitual.

Compartir el artículo

stats