Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero da su apoyo a la movilización sindical en defensa de la industria ante la descarbonización

El Pleno aprueba una moción del PSOE que también reclama que haya “garantía de alternativas de empleo” antes del cese de cualquier actividad

Un momento del Pleno celebrado ayer, con presencia telemática de casi todos los ediles. | A. I.

Un momento del Pleno celebrado ayer, con presencia telemática de casi todos los ediles. | A. I.

El Pleno de Siero dio ayer su apoyo al planteamiento de los sindicatos de que se garantice la defensa de los intereses de Asturias y de su industria en el proceso de transición energética emprendido por el Gobierno de España. El grupo municipal socialista presentó una moción en este sentido, que recibió el respaldo prácticamente unánime de la Corporación, a excepción de la abstención de Vox. Se trata de una iniciativa que se debatirá en otros ayuntamientos del Principado tras las movilizaciones de las organizaciones sindicales del pasado marzo bajo el lema “Emergencia industrial, salvemos Asturias”.

La moción aprobada en la sesión plenaria pide “instar al Gobierno del Principado a tomar las medidas necesarias para garantizar la defensa de los intereses de la región en este proceso de transición ecológica, de forma que antes del cese de cualquier actividad se garantice una alternativa que permita mantener el empleo y la economía del territorio”.

También plantea la necesidad de reconocer “como hecho singular y diferencial” las características del Principado, “con su base industrial” y que se adopten, “de forma urgente”, las medidas necesarias para afrontar “un proceso que afecta a Asturias con especial crudeza, también en el ámbito local, por la pérdida de empleo y población”.

La oposición se mostró ayer sorprendida por el hecho de que fuese el grupo municipal socialista el que presentase una propuesta que reclama a los gobiernos de su mismo signo político a tomar medidas, pero la apoyó de manera mayoritaria mostrando su acuerdo con el contenido de la misma.

También tuvo un gran respaldo el ambicioso plan de obras que acometerá el municipio, que fue aprobado con las únicas abstenciones de IU y Somos. Dicho plan incluye las principales actuaciones que están previstas en los grandes núcleos de población del concejo, así como en los polígonos industriales. Fructificó asimismo una moción del PP, por la que el PSOE se comprometió a la construcción de un gran parque en la localidad de El Berrón el año próximo.

Entre las grandes obras del mandato, que ayer recibieron aprobación plenaria y, por tanto, impulso, se encuentra el plan para los accesos a Pola de Siero –que implica la ejecución de una nueva rotonda y la eliminación de la barrera viaria que actualmente separa a la zona de La Isla del resto del núcleo urbano–, los nuevos accesos a El Berrón –donde también se incluye el arreglo de la avenida Los Campones–, actuaciones de mejora en la entrada a La Fresneda y en varios polígonos industriales del concejo, donde se reorganizarán los servicios.

No hubo ningún voto en contra del plan de obras. Solo IU y Somos se abstuvieron, al no ver prioritarias algunas actuaciones incluidas en el plan, financiadas en parte con cargo al remanente de tesorería y en algún caso con apoyo de los fondos europeos FEDER, por ejemplo, en el de la renovación de la avenida Viella.

Otro de los puntos destacados fue la aprobación de la moción del PP que solicitaba el compromiso de construir un parque en una finca municipal de El Berrón. La propuesta convenció a todos, menos a la Plataforma Vecinal de La Fresneda (PVF), que consideró que las mociones, “no son la vía para llevar cualquier obra que queramos pedir”. A juicio de su portavoz, Alejandra Cuadriello, el mecanismo es “acordar de cara a la aprobación de los presupuestos”. Por su parte, el alcalde, Ángel García, solo pidió que se deje a los técnicos definir el proyecto y se comprometió a reservar una partida en 2022.

Por otra parte, el debate plenario de Siero dio también ayer como fruto un nuevo capítulo del cruce de chascarrillos entre el PP y el alcalde, Ángel García. Todo se inicio hace unos días, cuando los populares acudían a Lugones a denunciar “carencias de seguridad” en la localidad. El regidor, también con un acto ese día en la misma zona, respondía sobre la marcha señalando que creía que la oposición se encontraba de visita para disfrutar del grafiti inaugurado recientemente y echando en falta “políticos de altura”. Ayer, la edil popular Jesusa Oliva, aprovechando el turno de ruegos y preguntas, espetó al regidor: “Quiero que hagas una reflexión conmigo sobre un comentario que hiciste la semana pasada. Decías que lo que tenía que haber era políticos de altura. Yo soy de la talla de la bandurria y tú no me pasas por mucho”. Además, recordó que “el Ministro de Justicia nos llamó criminales, pero no pactamos ni con ETA ni con Bildu”. García explicó que se refería a “altura de miras”, si bien bromeó con que “no tengo muchos centímetros”. “Como alcalde, está claro que nunca pacté ni con Bildu ni con ETA, ni he tenido la oportunidad de hacerlo”, zanjó.

Compartir el artículo

stats