Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hombre con trastorno mental apuñala a su cuñado en el pecho en Pola de Siero

El herido, de 60 años y casado con la hermana y tutora del agresor, tuvo que ser ingresado en el HUCA aunque en principio no se teme por su vida

Calle Gran Vía donde sucedieron los hechos.

Calle Gran Vía donde sucedieron los hechos.

Un hombre con discapacidad mental de 45 años, que responde a las iniciales S.N.G., apuñaló ayer en Pola de Siero a su cuñado, de 60 años e iniciales J. C. L. R.. Este sufrió heridas en su pecho. La víctima, marido de la hermana del agresor, que es a su vez su tutora, se encuentra en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en estado reservado después de una violenta y profunda cuchillada. Sin embargo, en principio no se teme por su vida. 

Los hechos ocurrieron pasadas las nueve y media de la mañana de la jornada de ayer. Los dos implicados y la hermana del agresor se encontraban en un domicilio de la calle Gran Vía, en el barrio poleso de La Isla. Fue entonces cuando se habría desatado una discusión y S. N. G. cogió un cuchillo de grandes dimensiones que hundió en el pecho de su cuñado, J. C. L. R., dejándole herido en el suelo. 

Rápidamente se produjo el aviso a los cuerpos policiales y a la ambulancia. Al lugar se desplazaron tres patrullas de la Policía Local y varios efectivos de la Policía Nacional, que se encontraron un duro panorama en la vivienda. Las ambulancias trasladaron a agresor y víctima al HUCA, escoltadas por coches de la Policía Nacional. 

El herido fue ingresado en urgencias y se encuentra en estado reservado. Presentaba en principio poca saturación de oxígeno. Por su parte, el hombre con discapacidad mental que protagonizó la agresión fue llevado a la unidad de psiquiatría. 

El suceso causó una importante conmoción en la zona. Los vecinos no daban crédito a lo sucedido y se mostraban sorprendidos a primera hora de la mañana por el amplio despliegue policial. Apuntan que el agresor tenía problemas mentales y que era habitual verle gritar o mostrarse exaltado en espacios de pública concurrencia. Sin embargo, no precisan si las discusiones en el hogar, donde se produjo el apuñalamiento, eran algo frecuente. 

Compartir el artículo

stats