Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece en Santo Domingo el empresario tabaquero de Cabranes, José Alfredo Díaz Prida

Fue impulsor del Centro Asturiano de la capital de la República Dominicana, donde fundó con gran éxito Tabacalera Galiano

José Alfredo Díaz..

José Alfredo Díaz..

José Alfredo Díaz Prida, empresario nacido en Arboleya (Cabranes), falleció el pasado miércoles en República Dominicana, país donde residía desde 1967. Hijo de Maximino Díaz Lorenzo, un afamado tallista de la madera, y de Carmina Prida Canellada, destacó por su carácter emprendedor que desarrolló desde 1992 en el sector del tabaco, con la fabricación de puros de varias marcas, entre las más exitosas Galiano, y otras como Vueltabajo, Gran Duque, Prida, Cedros y Vega del Táder.

Alcanzó gran fama en el sector, y en Santo Domingo era muy conocido su establecimiento, llamado “Puro Humo”, un local que se encuentra muy cerca del Palacio Presidencial, y de la zona Colonial Dominicana. Allí se podían adquirir la selección completa de cigarros fabricados por Tabacalera Galiano y también otros de su productos, como Café Galiano, recolectado a mano en las montañas de República Dominicana.

En el local era habitual la presencia de Alfredo Díaz que hacía de anfitrión en visitas tanto de turistas como de asturianos y españoles, y miembros de la amplia colonia española en el país, que por allí pasaban.

Fue además animador de diversas iniciativas de la colonia asturiana y cabraniega en el país caribeño, tanto en Casa de España como en el Centro Asturiano de Santo Domingo, del que ha sido uno de los impulsores y colaboradores.

José Alfredo Díaz, con una caja de puros de su compañía.

Alejandro Vega, actual alcalde de Villaviciosa, natural de Cabranes, -que fuera también regidor del concejo entre 2003 y 2012-, ha querido rememorar al fallecido y expresar sus condolencias. “Guardo un grato recuerdo de José Alfredo Díaz, como emigrante que nunca olvidó sus raíces y gran embajador de asturianía. Le recuerdo cantando cancios tradicionales para animar un encuentro entre asturianos en el Centro Asturiano de Santo Domingo; y le recuerdo como emprendedor en el sector del tabaco, que supo arriesgar e innovar. Quiero expresar mi tristeza por su pérdida y el pésame a su familia de aquí y de allá”.

En una entrevista en LA NUEVA ESPAÑA el propio José Alfredo Díaz contaba cómo había acabado asentado en la isla caribeña: "En 1967 realizaba un viaje turístico para visitar a mis familiares en el país y me animaron a quedarme. Como decimos allí, me embromaron con esa posibilidad, y hasta ahora". Aseguraba que nunca se había arrepentido de quedarse "en un país maravilloso", lo que no supuso que perdiera ni un ápice de su sentimiento asturiano. Sobre el sector tabaquero en el que se había hecho un nombre en el país, Díaz Prida contaba que su fábrica podía producir 40.000 puros diarios -hace una década- "elaborados todos a mano", siendo su apuesta por la calidad la que le había permitido hacerse un hueco en el negocio.

Siendo como fue un impulsor del Centro Asturiano en Santo Domingo, Díaz Prida aseguraba que lo que le impulsó fue el deseo de que "nuestros descendientes no olviden la cultura, las costumbres ni el folclore de sus antepasados, para que de esta manera sigan manteniendo viva la llama de la asturianía en este país del Caribe".

Compartir el artículo

stats