DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guimarán busca fondos para recuperar la iglesia de San Esteban, muy deteriorada

Los vecinos quieren acometer la obra del templo para que vuelva a acoger los oficios religiosos, que ahora se celebran en la ermita de los Remedios

Luis Correas, ante el templo de San Esteban. | B. G.

Luis Correas, ante el templo de San Esteban. | B. G.

La ermita de Los Remedios se ha convertido en el lugar de encuentro de los vecinos de Guimarán que cumplen con la tradición de acudir a misa. Todos los domingos, y los días 2 y 14 de cada mes, ese es su destino fijo, ya que la Iglesia de San Esteban, templo al que acudían antes, se encuentra en mal estado y no se quiere poner en riesgo a nadie.

Los vecinos quieren recuperar su iglesia de siempre y ya calculan presupuestos para ver a cuánto asciende el coste del arreglo.

El mal estado es tal que las celebraciones religiosas se trasladaron ya de hecho hace un par de años, tras un pequeño susto, cuando se cayeron dos trozos de techo del cabildo, que es la zona que peor está.

Viendo que esa situación se podía volver a dar, incluso ir a peor, se decidió cambiar la ubicación de las celebraciones a la otra parroquia del pueblo, pero siempre con el recuerdo de poder arreglar la primera y volver al lugar original. Porque este último tiene historia. Levantado en el siglo XX y donada por Alfonso III, fueron los propios vecinos los que la reconstruyeron tras la Guerra Civil.

Los vecinos se han puesto manos a la obra, aunque todavía están con los pasos previos. Un grupo formado por varios residentes calcula costes y el mayor daño está en la cubierta. Habría que cambiar las tejas y los canalones. Con el paso de los años el peso del techo fue cayendo sobre las vigas, algo que fue haciendo mella también en las paredes. Primero habrá que abordar las obras estructurales. Luego darle un lavado de cara exterior.

Trabajos urgentes

Encontrar la financiación para acometer las obras es tarea que no se presenta sencilla. Está previsto que el Arzobispado aporte una cantidad, pero aun así quedaría todavía un montante importante por cubrir.

Los vecinos de la zona tienen el objetivo de recuperar la Iglesia de San Esteban y de no dejar que el paso del tiempo la siga castigando, porque cuanto más se tarde en reparar, inciden, mayor será el deterioro.

Un vecino de la zona, Luis Correas resume el sentir del pueblo: “Es una reparación urgente y una demanda de hace años. No está para estar dentro, es hasta peligroso entrar”.

La solución de emergencia para los vecinos es ahora que las celebraciones se hagan en Ermita de los Remedios, en la falda del Monte Areo, a un par de kilómetros, pero en la retina de todos está el poder volver al emplazamiento habitual. Así lo destaca otro vecino, José Emilio García. “La Ermita de los Remedios es más pequeña. Esta es la Iglesia del pueblo”, incide García.

Compartir el artículo

stats