DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Aires de Candás” vuelve a entonar

La coral de Carreño retoma hoy los ensayos después de un año de interrupción a consecuencia del coronavirus

Miembros de la coral, el miércoles, reunidos para preparar el reinicio de los ensayos. | B.G.

Miembros de la coral, el miércoles, reunidos para preparar el reinicio de los ensayos. | B.G.

Las actividades sociales y culturales comienzan a relanzarse gracias al impacto positivo que está teniendo la vacunación contra del covid-19 y el descenso paulatino de los indicadores de contagios que está provocando la inmunización. Este es el caso de los ensayos de la coral “Aires de Candás”, que hoy, viernes, vuelve a encontrarse para retomar los ensayos, después de más de un año sin poder hacerlo.

Uno de los efectos de la pandemia fue que instituciones y numerosas asociaciones, como el caso de la coral “Aires de Candás”, se vieran obligadas a detener sus actividades. El perjuicio fue todavía mayor para agrupaciones con la participación de personas adultas, más expuestas a los contagios del coronavirus.

Hoy, viernes, vuelven los ensayos de la coral “Aires de Candás”, después de que el pasado miércoles sus miembros volvieran a reunirse, en una primera toma de contacto y a verse las caras, en un ambiente que casi ya no recordaban. Esas ganas de volver a verse y, en especial, de cantar, las explicaba José Antonio García, directivo de la Coral: “Había ganas. Ya volvemos a la rutina con los ensayos normales y a ver si conseguimos hacer alguna salida a finales de verano para poder realizar alguna actuación”.

Precisamente el volver a viajar por España es uno de los objetivos a medio plazo de esta agrupación coral, ya que justo cuando se interrumpió la actividad a consecuencia de la pandemia estaba programada una salida a un festival en Plasencia que tuvo que ser suspendida.

La coral “Aires de Candás” cuenta con 30 voces. De momento se incorporaron unas 15, aunque se espera que el número vaya aumentando de forma paulatina. La agrupación lleva más de un año sin ensayar, pero la práctica no se ha perdido: “Son 14 meses sin reunirnos. El miércoles, en la primera toma de contacto, la directora se mostró satisfecha. La gente se enchufó rápido, después de un año largo, creíamos que nos iba costar. Hay que ir poniéndose a punto”.

Compartir el artículo

stats