DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Historias que cabían en la caja de cerillas

Carlos Cortina atesora en Villaviciosa una de las mayores colecciones de fototipias, que se repartían con los fósforos hasta 1931

Cortina, con algunos de sus álbumes. En primer plano, a la izquierda, las dos fototipias dedicadas al marqués de Pidal y a José Caveda  y Nava . | V. Alonso

Cortina, con algunos de sus álbumes. En primer plano, a la izquierda, las dos fototipias dedicadas al marqués de Pidal y a José Caveda y Nava . | V. Alonso

El coleccionismo es uno de los hobbies más populares y el conjunto de fototipias de las cajas de cerillas que el gijonés José Carlos Cortina Frade atesora en Villaviciosa es seguramente uno de los mayores que existe en España. Se denominan fototipias a una especie de cromos que venían incluidos en las antiguas cajetillas de fósforos para su colección, siendo una representación gráfica de impresión fotomecánica de diferentes temas de actualidad de la época comprendida entre los años 1.891 y 1931. Se publicaron 43 series oficiales e incontables series de publicaciones publicitarias

Una pieza de la colección | V. Alonso

Una pieza de la colección | V. Alonso

La colección que Cortina recopila en Villaviciosa supera las 3.500 unidades, siendo una afición de la que se siente especialmente orgullosa por las piezas que guarda casi como pequeños “tesoros”. Entre sus fototipias destacan algunas series con gran valor por lo escasas, raras o curiosas; ejemplares en diferentes tamaños, formas, colores o temas, y todas parecen tener una historia que contar de épocas pasadas

Una pieza de la colección | V. Alonso

Una pieza de la colección | V. Alonso

Sobre sus inicios en este peculiar tipo de coleccionismo Cortina explica: “Hace 20 años llego a mis manos un pequeño paquete que contenía un centenar de cromos que denotaban una gran antigüedad, en tonos ocres de vedettes y en colores mate de toreros, así como un conjunto de fototipias de tamaño postal de personajes históricos españoles editados por Valle Vallina y Fernández (Sidra El Gaitero) de Villaviciosa del año 1.902. Intrigado por el origen de las mismas y tras largas averiguaciones empecé a conocer el mundo de las fototipias que venían incorporadas en las cajas de cerillas que me indujeron a coleccionar las diferentes series existentes que fueron publicadas con la finalidad en su día con la finalidad de incrementar sus ventas”.

Una pieza de la colección | V. Alonso

Una pieza de la colección | V. Alonso

Cortina, gijonés de nacimiento y vecino maliayés demuestra ser todo un estudioso y experto en el casi olvidado mundo de las fototipias. “Existen más de 40 series oficiales publicadas, de las cuales una parte muy importante fueron de famosas vedettes de la época, como actrices, bailarinas, cantantes etc. También se publicaron más de una decena de series de personajes de la nobleza, políticos, reyes, reinas o princesas. El resto están compuestas de series de toreros, guerreros, pintores, escritores, músicos... Las últimas corresponden a los Caprichos de Goya, pintores modernos, héroes de la Independencia y otras como las series A y B del Museo Nacional”, explica el coleccionista que guarda sus piezas ordenadas minuciosamente en artísticos álbumes confeccionados personalmente con casillas independientes para cada fototipia.

Historias que cabían en la caja de cerillas

Historias que cabían en la caja de cerillas

“Tengo especial aprecio por los coleccionables de las guerras de Cuba y Filipinas, las series de monedas, banderas, escudos y sellos del mundo, anteriores a 1905 del Gremio de Fabricantes de Fósforos, que por su belleza y por la dificultad en conseguirlas las hacen piezas muy apreciadas”, añade el coleccionista.

Un sobre muy especial de la empresa Valle Vallina y Fernández (El Gaitero). | V. Alonso

Un sobre muy especial de la empresa Valle Vallina y Fernández (El Gaitero). | V. Alonso

En sus archivos también guarda otras piezas que considera muy interesantes, las publicadas a partir de 1923 por la Compañía Arrendataria de Fósforos. “Esta compañía propiedad del Grupo Fierro editó 16 series dedicadas a películas y artistas de cine americanos, fauna ibérica, animales salvajes, buques de la Armada Española y marinos famosos, monumentos nacionales, trajes regionales y pueblos de España”, y explica que algunas son de una belleza excepcional .

Pero para Cortina también hay ejemplares que tienen un significado muy especial por su vinculación con Villaviciosa. “En el año 1902 Valle Ballina y Fernández Sidra Champagne (actualmente El Gaitero) publicó una primera serie de fototipias tamaño postal de personajes históricos españoles entre los cuales destacaban por su relación esta villa, Pedro José Pidal (primer marqués de Pidal) José Caveda y Nava, ambos ilustres maliayeses. Esta serie la conservo con el sobre original con el cual la empresa remitía las postales a los grandes distribuidores de la sidra en la Península y ultramar”, relata.

Y el coleccionista de fototipias sigue buscando: “Estoy seguro de que olvidados en las antiguas bibliotecas y desvanes de las casas de nuestros abuelos todavía existirán álbumes y restos de colecciones de este tipo sobre las cuales siempre estoy dispuesto a asesorar y valorar”.

Sobre el valor económico de su colección asegura que es muy indeterminado. “Tengo 3.500 fototipias y más de 7.000 cajas de cerillas españolas, y el valor sentimental de las mismas es altísimo, por la cantidad de horas dedicadas a la localización y búsqueda y su posterior compra. Al día de hoy sigo interesado en nuevas incorporaciones”.

Es una colección única e irrepetible con recuerdos de hace más de un siglo que José Carlos Cortina Frade ha convertido en su mayor afición. Gracias a su perseverancia y dedicación se puede considerar hoy una de las más importantes de España. Su origen, una caja de cerillas.

Compartir el artículo

stats