La concejalía de Sanidad de Noreña se suma al Día Internacional sin Tabaco con la campaña “Noreña no es un cenicero” para concienciar sobre la prohibición de tirar colillas al suelo y con la intención de sensibilizar a los fumadores acerca de los daños para la salud que supone esta adicción. Así, mañana, lunes, en la plaza del Ayuntamiento, por cada tres cigarrillos que entreguen los fumadores recibirán una planta. En la imagen, la edil Pilar Cuesta, con el cartel promocional de la campaña, informa Sara ARIAS.