DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reabre en San Esteban El Brillante, fonda de escritores y artistas

El alojamiento, que refuerza la oferta del Bajo Nalón, acogió en sus habitaciones a Rubén Darío o a los pintores Sorolla y Fortuny

Fernando Artime y Ana Carballo, ayer, en una de las ventanas de la habitación donde pernoctó el escritor Rubén Darío a principios de siglo pasado. | S. Arias

Fernando Artime y Ana Carballo, ayer, en una de las ventanas de la habitación donde pernoctó el escritor Rubén Darío a principios de siglo pasado. | S. Arias

Los veraneos del escritor nicaragüense Rubén Darío en el Bajo Nalón son ya parte de la historia de la comarca. Y un pedacito de su paso por San Esteban, en Muros, está en la habitación en la que pernoctó en el hotel El Brillante, que ha reabierto sus puertas tras una gran reforma, aunque manteniendo la esencia de principios del siglo XX, cuando fue puesto en marcha por el periodista Edmundo Díaz del Riego y la localidad tuvo su época “dorada” con la llegada del ferrocarril vasco-asturiano y la pujante industria carbonera.

“Siempre me llamó la atención lo precioso que es el edificio, un espectáculo, y por eso me animé a comprarlo, además espero que favorezca a todo el entorno, hostelería y negocios”, señala su promotor, Fernando Artime.

Y la estancia de Rubén Darío y su amante, Francisca Sánchez, es un auténtico reclamo para los admiradores del autor modernista y, también, del arte. Fue también alojamiento de grandes pintores como Sorolla y Fortuny, pertenecientes a la denominada “Colonia Artística de Muros”.

Un hotel con mucha historia que retoma su actividad para alegría de los vecinos de la comarca, pues en el negocio han organizado muchas celebraciones familiares. “Mucha gente pregunta por Rubén Darío pero los que están muy emocionados son ellos porque también tienen aquí sus recuerdos”, destaca.

El alojamiento refuerza la oferta turística del Bajo Nalón para el próximo verano y, según apunta su directora, Ana Carballo, las reservan van a muy buen ritmo, sobre todo en julio y agosto. Además, como primer ensayo general, el pasado fin de semana lo visitaron amigos de Artime para valorar el hotel “y ver si había algún pequeño fallo, pero no los han encontrado, les ha gustado la estancia”, destaca Carballo.

Compartir el artículo

stats