La romería de San Antonio, primera en inaugurar las festividades estivales en Carreño este domingo, tendrá que seguir esperando, como mínimo hasta el próximo año. El Ayuntamiento ha tomado la decisión de suspenderla por segundo año en el prao de Gervasia. Lo que sí tendrá carácter presencial y permitirá un mínimo ambiente festivo es el pasacalles que ofrecerá la Banda de Gaitas de Candás, que desde las seis de la tarde animará las calles de la Villa. También, a partir de las siete se celebrará en la Capilla de San Antonio una misa y se interpretará la tradicional canción “Los Pajaritos”. La celebración se celebrará en los aledaños de la capilla, informa B. G.