La mayoría de familias del colegio público de Candamo se manifestaron ayer en apoyo a la dirección del centro debido a las críticas recibidas por parte de un grupo de familias, contrarias a la gestión de la directiva y que denuncian un presunto “acoso” hacia los niños, por lo que no los llevaron a clase en la última semana. También acudió la Alcaldesa, Natalia González: “La gestión pasó por sendas inspecciones y las superó. Esta situación hace daño al concejo y a los niños”, señaló, informa S. A.