Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte fugaz en Villaviciosa

La Villa, sede de una muestra basada en el “land art”, con obras de Alberto Ámez, Cristina Ferrández y Pablo Maojo

Presentación de la muestra de arte efímero en Villaviciosa, junto a una de las obras, con los artistas, los organizadores y autoridades municipales. | O. Pena

Presentación de la muestra de arte efímero en Villaviciosa, junto a una de las obras, con los artistas, los organizadores y autoridades municipales. | O. Pena

El Ayuntamiento de Villaviciosa ha presentado la muestra “Asturias paraíso rural del arte”, que se inspira en los principios del “land art”, con tres obras de arte efímero que buscan aproximar el arte contemporáneo al público, en un entorno natural y cercano, y en diálogo con los espectadores.

“Tiene como objetivo ser dinamizador de los núcleos rurales a partir de diversas propuestas artísticas a pie de calle realizadas específicamente para los emplazamientos en los que están instaladas. También busca aproximar el arte contemporáneo al público no especializado por medio de la colocación de las intervenciones en un entorno próximo y cercano al habitante de Villaviciosa y, por otro lado, convertirse en un aliciente para el visitante de la villa y para el peregrino del Camino de Santiago, pues las obras se sitúan en tres puntos destacados del trayecto”, indican desde el Consistorio.

Las obras son trabajos del gijonés Alberto Ámez, la alicantina Cristina Ferrández, y el local Pablo Maojo. Ámez presentó “Los bancos de la poesía”, una intervención pictórica en el tablón superior del mobiliario urbano de la calle Carlos Ciaño Canto, “la acerona”, en la que es protagonista la iconografía de lo turístico, lo castizo, lo popular, el folclore y lo costumbrista, con versos de distintos autores. Cristina Ferrández creó “La carta utópica”, con sílice y caliza, en la zona del bebedero del Parque Ballina. Su instalación hace referencia al viaje mítico de San Brandán, monje irlandés del siglo VI, embarcado en la búsqueda de la Tierra prometida de las Santas o isla de San Borondón, que llegó a ser referenciada en cartas de navegación del siglo XVII.

Cierra el proyecto la obra de Pablo Maojo “De vuelta a casa”, una intervención escultórica, junto a la Casa de los Hevia, que remite al concepto del habitar a través de una estructura de bambú (de Sebrayu), de formas simplificadas, a la manera de un tipi o tienda cónica.

Compartir el artículo

stats