Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vandalismo en la piscina de Grado

La instalación cerró durante el día de ayer para retirar la basura y las herramientas que se arrojaron al agua de noche

Estado de una parte de la piscina de Grado. | LNE

Estado de una parte de la piscina de Grado. | LNE

“Echaron al agua todo lo que pillaron”. Así describió Zoraida Martínez, la responsable de la empresa gestora, lo que hicieron los vándalos que se colaron en la noche del miércoles al jueves en la piscina de Grado. Se encontraron, cuando intentaron abrir a las ocho de la mañana, que el contenido de las papeleras había sido vaciado sobre el agua, y en ella estaba flotando “todo lo que se pueda uno imaginar que se tira a la basura: latas, cigarrillos, pañales y no sigo contando”. No contentos con eso, quienes entraron en la instalación con nocturnidad y alevosía, también lanzaron las herramientas que se encontraron por ahí: los flotadores, la manguera, la base de cemento para la sombrilla, la silla de los socorristas... En definitiva, todo lo que se podía lanzar.

Esto obligó a la instalación a cerrar durante todo el día de ayer, con la consecuente pérdida que eso produce. Por un lado, tuvieron que retirar lo que había sobre el agua y en el interior de la cubeta, luego limpiar bien y volver a clorar de nuevo. A continuación, pusieron una denuncia en la Guardia Civil, que, a partir de ahora, comenzará a hacer más rondas nocturnas por la zona. La piscina cierra desde las 10 de la noche hasta las 8 de la mañana.

A su vez, la empresa estudia poner mayores dispositivos de seguridad, como un guarda o cámaras. No es la primera vez que alguien se cuela en la piscina, pero hasta ahora, solo había sido para bañarse. No obstante, la Guardia Civil ya tiene varias hipótesis de quien pudo realizar los actos vandálicos.

Compartir el artículo

stats