“Era algo que se tenía que haber hecho hace mucho tiempo, pero no coincidía”, dice Juan Carlos García, técnico del área de experimentación del Serida. Se refiere al homenaje que se celebró ayer en el Festival del Arándano y los Frutos Rojos de Villaviciosa, a las 14 horas, a Manuel Coque, un “visionario” y del que se “siente afortunado” de que haya sido su jefe. Manuel Coque trabajó como jefe del Área de Fruticultura del Serida primero, y después como su director. Fue el responsable de introducir el kiwi y los frutos rojos en Asturias. A día de hoy, es uno de los activos más importantes de la región. Se notaba que “era un hombre que sabía muchísimo”, afirma contundente Juan Carlos García.

Por eso, cuando fue al Ayuntamiento a presentar la propuesta de homenajearlo, en Villaviciosa no tuvieron ninguna duda. Solo faltaba que hubiera un año al que al aludido no le coincidiera el festival con su habitual viaje a Jaén.

“Se emocionó él, pero todos los demás también”, reconoce García. Y es que denotan un vínculo, además del profesional, de cariño: se encargaron de ir a buscarle en coche antes del acto, porque tiene noventa años y ya no conduce. Su ejemplo perdura.