Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Candás volvió a oler a sardinas

El tradicional festival dejó paso a un certamen gastronómico en Les Conserveres, animado pero sin degustación popular

Manuel Ricardo del Valle, colocando sardinas en la plancha. | B. G.

Manuel Ricardo del Valle, colocando sardinas en la plancha. | B. G.

“Esperando que pase esto para que pronto podamos volver al prao”. La frase la pronunció Jesús Luis Rodríguez, del bar La Marina, mientras colocaba en la plancha las sardinas, y el parque de Les Conserveres estalló en un aplauso. Un aplauso que resumió el sentir de una villa como Candás, que quiere recuperar su gran celebración, aunque ayer pudo festejar en parte el tradicional Festival de la Sardina en una fórmula alternativa que consistió en una simulación de un concurso televisivo bajo el nombre “Ma Ke Xef”. Se sustituyó el mítico ambiente del prao, que se ansía recuperar cuanto antes, bajo medidas de aforo y distancia y sin venta al público, aunque Candás volvió ayer a oler a sardina por todas sus calles en el día grande de las fiestas de San Félix.

Durante dos horas, cocineros de seis restaurantes se encargaron de elaborar un plato cada uno de su carta particular y, posteriormente, de hacer un asado tradicional de las sardinas en las planchas, para optar al premio que se otorgaba, en base a una media entre ambas modalidades. Unos premios que debatían y entregaban varios jurados de lujo encabezados por Pedro Morán, chef local de Casa Gerardo. Estuvo acompañado por María José San Román, chef invitada alicantina con una estrella Michelín; Abel Terente, de El Asador de Abel; Luis Alberto Martínez, de Casa Fermín; Juan Rivero, de Casa Tataguyo, y Eduardo Méndez, presidente de la Academia Asturiana de Gastronomía.

El jurado del certamen, durante la deliberación | B. G.

En el ambiente, olor a sardina y resignación por la situación actual, esperando en un futuro que se pueda recuperar la fiesta tradicional, aunque buscando aprovechar este formato en el futuro, como explicaba Alejandro Fernández, chef de El Frontón: “No es lo mismo enfrentarse a 400 kilos, oliendo luego una semana entera a sardina, que estar aquí, aunque también nos divertimos un poco. Puede ser una apuesta de futuro, un concurso alrededor de la sardina y que vincule a Candás como capital de la sardina”.

El restaurante La Marina ganó el concurso, seguido de El Frontón y de Casa Repinaldo

decoration

De cara a las próximas ediciones, el objetivo es, por supuesto, recuperar la esencia de la fiesta y la intención municipal es que el Festival de la Sardina sea Fiesta de Interés Turístico Nacional, algo que también apoya el chef local Pedro Morán, que además anunciaba alguna sorpresa si es que se recupera la edición para el año próximo. “Mantenerse durante tantos años con la sardina como festival tendría que pasar a ser Fiesta de Interés Nacional. Esperemos que Candás siga siendo la capital de la sardina. Vamos a traer gente de Galicia para el año próximo”, avanzó.

Ambiente juvenil, el sábado por la noche. | B. G.

En el concurso participaron los mismos establecimientos que asistieron en 2019, último festival celebrado antes de la pandemia. Cuatro restaurantes locales (Nordeste, Diañu, Repinaldo y Principado), uno de Luanco (La Marina) y otro de Gijón (El Frontón) fueron los establecimientos participantes en un evento conducido por Alain Fernández y que congregó a más de 200 personas en Les Conserveres, con un despliegue adaptado a las actuales condiciones, manteniendo la distancia de seguridad y con control de aforo. El ambiente entre los participantes, jurado y público fue de total cordialidad. El primer premio fue para el bar La Marina, el segundo para El Frontón y el tercero para Casa Repinaldo.

No pudo ser de la manera habitual y ha tenido que ser adaptado a las circunstancias, pero Candás volvió a oler a sardina durante todo el día de ayer.

Compartir el artículo

stats