Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado inicia el ensamblaje de piezas del nuevo puente de Quinzanas (Pravia)

Los vecinos se concentrarán en protesta por el retraso que entienden que acumula la obra, que debería estar lista a finales de este mes

Obras en el puente de Quinzanas, ayer. A la derecha, piezas depositadas en la zona. | S. Arias

La obra del nuevo puente de Quinzanas, en Pravia, encara su recta final después de nueve meses sin el acceso rodado sobre el río Narcea. Las piezas que conformarán el futuro paso ya se encuentran en la zona para ser ensambladas y conformar una estructura que, posteriormente, será izada e instalada en los apoyos de las márgenes El antiguo puente se cerró al tráfico el pasado uno de enero tras hundirse la pilastra central de la vieja infraestructura, obligando a retirarla.

La consejería de Medio Rural no da una fecha fija para la reapertura del paso una vez realizadas las obras aunque, de forma inicial, hace unos meses, se apuntó la de finales de septiembre.

Las piezas llegada a la zona para su ensamblaje, las partes longitudinales del tablero y los arcos del puente, han sido fabricadas en un taller y ya han sido recepcionadas en la obra, que supondrá una inversión de 506.944 euros. Ahora comienza el proceso para soldarlas y convertirlas en una estructura única. Además, por otro lado, los operarios ya preparan las pilas de apoyo, que son parte del antiguo puente y han tenido que ser reparadas.

Una vez que el puzle de ingeniería esté armado en los terrenos colindantes será necesaria la intervención de unas grúas de gran tonelaje, como las empleadas para la retirada del antiguo paso, que levantarán la pieza para su colocación final, enganchada a las dos márgenes del río y dejando un solo vano, lo que favorece la capacidad hidráulica de la infraestructura. Después se procederá al hormigonado y asfaltado de la zona afectada por los trabajos y se pondrá la señalización horizontal y vertical correspondiente.

El Principado inicia el ensamblaje de piezas del nuevo puente de Quinzanas (Pravia)

Sin embargo, aunque las labores están en su fase final, la Consejería no fija un día en el calendario para la reapertura al tráfico de vehículos y peatones debido a que se trata de una obra “muy compleja en la que puede surgir cualquier inconveniente”. En ese sentido, Medio Rural apunta que fueron necesarias más intervenciones de las previstas inicialmente en el proyecto, lo que unido a las limitaciones ambientales marcó unos tiempos muy concretos para el proyecto.

No obstante, la intención, aseguran, es concluir la obra en el menor tiempo posible debido a los inconvenientes y trastornos que ha generado para los vecinos de Quinzanas y Pronga por la falta de una infraestructura que conecta la carretera AS-39 entre Pravia y Cornellana (Salas) con San Tirso de Candamo.

Estamos ya que bramamos porque nos prometieron que iba a estar a final del verano y estamos viendo que no se avanza al ritmo para llegar a la fecha que nos dieron, que fue el 20 de septiembre. Vemos también que falta mucho, que entre uno y otro nos ponemos en noviembre o diciembre por lo menos”, señala Mariano Rubiera, vecino de Quinzanas.

Los afectados por la falta del puente sobre el río Narcea se concentrarán mañana en la zona “porque parece que se apuran poco, estuvieron semanas haciendo un trabajo que hoy (por ayer) hicieron en un día ”. Los vecinos de Quinzanas y Pronga siguen a diario la evolución de los trabajos y, en su opinión, descartan ver el puente terminado entre los meses de septiembre y octubre. “Nos queda un mes con la gorra”, añade Rubiera. Por el momento, comienza el emsamblaje de las piezas.

Compartir el artículo

stats