Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas “ejemplo de lo que Asturias necesita” reciben los premios Industria 4.0

Cafento, Maderas Siero, Olmar y Apartamentos La Torre, galardonados en una emotiva gala que recordó al fallecido Carlos Manuel Rodríguez

12

Así fue la entrega de los Premios Industria 4.0 O. P.

La Fundación CTIC y la Fundación Caja Rural de Asturias celebraron ayer la tercera edición de los Premios Industria 4.0, cuyo principal objetivo es visibilizar y poner en valor a diferentes empresas que han iniciado el camino hacia la transformación digital. El nuevo Centro de Innovación Rural de Peón, CTIC Ruraltech, fue el lugar escogido para la celebración de la gala, precisamente para visibilizar la iniciativa de la fundación de llevar la investigación tecnológica al entorno rural. Las empresas premiadas este año fueron, en la categoría Turismo, Apartamentos La Torre; en la categoría Madera/Forestal, Maderas Siero; en la categoría Agroalimentación, la empresa Cafento; y en la categoría Industria en galardón recayó en el grupo Olmar.

Durante el acto se destacó de Apartamentos La Torre su “vuelta a los orígenes pero sin dejar de estar en el siglo XXI, sabiendo aprovechar los beneficios del entorno rural”. Los miembros del jurado aplaudieron que se trate de “una empresa familiar que desde el primer momento apostara por la digitalización. Ello demuestra el buen hacer dentro del turismo rural”. Luis Javier Suárez, gerente de la empresa señaló al recoger el premio que “la zona rural, aunque sea un lugar idílico para vivir, presenta muchas dificultades, y por ello la tecnología es primordial”. Quiso dedicar el galardón a todo el sector por el “duro momento” que están pasando a causa de las consecuencias que trajo la crisis sanitaria.

En la categoría Madera/ Forestal, la empresa Maderas Siero fue galardonada por “incorporar la tecnología a un sector tan primario como el maderero”. Susana Martínez, gerente de la compañía, recalcó la importancia de la digitalización para “no desaparecer”.

La empresa Cafento fue la elegida en la categoría Agroalimentación, “por su apuesta por una visión tecnológica de carácter estratégico, desde el suministro, a los procesos productivos o la distribución, ha habido una gran inversión tecnológica”. El director de operaciones de la empresa, Esteban Peláez, indicó que “la transformación digital es necesaria para ser competitivo.” En este caso, dedicó el galardón a la memoria de Carlos Manuel Rodríguez, quien fuera consejero de la empresa, miembro de la familia fundadora de Cafento, fallecido hace cinco meses. “Él fue quién nos guió en ese proceso de transformación digital diciéndonos que no era una opción, sino una obligación para adaptarse a los constantes cambios”, señaló.

Dentro de la misma categoría, el jurado otorgó una mención de honor por primera vez, que recayó en la Asociación de Queseros Asturianos “por tener la tecnología muy presente, a pesar de ser un gremio artesano, además de llevar la digitalización a un proyecto colectivo”. La presidenta de la asociación, Isaura Souza, agradeció el reconocimiento por ser una forma de dar visibilidad al sector y mostró su satisfacción por “estar al lado de empresas con gran proyección, ya que los miembros de la asociación son empresas muy pequeñas, pero no por ello se debe prescindir de la digitalización y las nuevas tecnologías”.

Por último, la empresa de ingeniería Olmar recibió el galardón de la categoría Industria, “por tratarse de una empresa familiar con mucha trayectoria, que supo abrazar la tecnología para estar a la vanguardia”. Y es que Industrial Olmar está especializado en idear autoclaves para la industria aeronáutica y espacial. Por poner un solo ejemplo de su trabajo, la lanzadera Ariane 6, de la Agencia Espacial Europea, lleva piezas de Olmar.

Así lo explicó el responsable de transformación digital de la empresa, Jaime Aristegui, quien recogió el premio de manos del consejero de Industria, Enrique Fernández, que subrayó que el grupo y estas empresas son “un ejemplo de lo que necesita Asturias”, y añadió que la transformación tecnológica y ecológica “es una obligación”.

Compartir el artículo

stats