Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Candamo cocina en Corea del Sur

Viri Fernández colabora en un libro de un profesor de Seúl sobre el aprovechamiento de los alimentos en España

Viri Fernández, con el libro en coreano abierto por las páginas en las que ella aparece. Luisma Murias

Las bondades de la cocina asturiana, por su sabor y por su calidad, son de sobra conocidas en todo el mundo. Pero hay un aspecto menos conocido o, quizás, al que menos atención se presta: el sabio aprovechamiento que tradicionalmente se ha hecho en las casas de los alimentos y los platos.

Eso de que el caldo en el que se cuecen los garbanzos sirva para sopa, que el de las verduras se utilice como base para otros platos o que un pescado sabe de forma muy diferente y tiene distintas propiedades en función la forma en que se cocina es algo poco extendido en muchos países, como Corea del Sur. “Allí hay alta cocina, tienen grandes y buenos cocineros, pero no se centran mucho en el producto o en sus propiedades, que son muchas”, explica la guisandera Viri Fernández.

Por este motivo, su restaurante en San Román de Candamo, El Llar de Viri, que ahora regentan su hijo y su nuera, ha sido incluido en un libro recién editado en el país asiático que trata, precisamente, del producto, de cómo aprovecharlo y utilizarlo correctamente para sacarle el máximo rendimiento, además de fomentar el consumo responsable. Son otros tres restaurantes más de Asturias los que figuran en la publicación del profesor Junghoon Moon, especialista en industria agroalimentaria de la Universidad de Seúl, muy interesado en España y gran conocedor del país.

Portada del libro.

Portada del libro. Luisma MURIAS

“Hará un par de años o más que se vino por aquí y estuvo informándose”, explica Viri Fernández. “Recorrió toda Asturias y resto de España para su libro”. Entre las muchas anécdotas que recuerda la cocinera es el interés del profesor Moon por el pollo, el pitu de caleya asturiano. “Allí lo cuecen y poco más. Él quiere transmitir en su país que se pueden hacer más cosas, con el objetivo de aprovechar los alimentos y fomentar la sostenibilidad”. De todo lo que le contaron en San Román de Candamo tomó buena nota. La sidra y el queso fueron otros alimentos por los que se interesó. Con todos sus datos volvió el profesor Moon a su país. Su trabajo dio como resultado un libro editado en Corea del Sur y del que Viri Fernández ha tenido noticia recientemente pues su autor le ha enviado un ejemplar que le ha hecho mucha ilusión. “Verse ahí presta y quién iba a imaginar que El Llar iba a acabar en un libro en Corea del Sur”, señala la guisandera al enseñar el ejemplar a LA NUEVA ESPAÑA. “Por las fotos vemos las páginas que nos dedican a nosotros y al resto de los asturianos, porque entender qué dice en los textos es complicado. El coreano como que es difícil...”, concluye con su habitual humor.

Compartir el artículo

stats