Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Fanjul Autor de “El Camino de Santiago por la Ruta de la Costa hasta Oviedo y su paso por Valdediós y Noreña”

“Lugares como Valdediós tienen que ser parte del Camino por la costa”

“No se entiende que se deje atrás y sin promoción el valioso patrimonio de algunos municipios”

José Manuel Fanjul, en su casa de Oviedo

José Manuel Fanjul, en su casa de Oviedo

José Manuel Fanjul Cabeza ha dedicado varios años al estudio y documentación del Camino de Santiago a su paso por Asturias. Jubilado ya como traumatólogo del Hospital Central de Asturias (HUCA), este noreñense mantiene un empeño: constatar “monumental e históricamente” que el trazado de época medieval de la llamada Ruta de la Costa discurría por Valdediós. Como lo hacía, a su juicio, por Noreña, en el trayecto entre Pola de Siero y Oviedo. En relación a este último recorrido publicó ya una obra en 2019. La siguiente, más reciente, lleva por título “El Camino de Santiago por la Ruta de la Costa hasta Oviedo y su paso por Valdediós y Noreña (Época Medieval)”. Ambos trabajos, señala, integran un conjunto que tiene por objetivo “la intención de acreditar el auténtico tramo de la Ruta de la Costa del Norte Peninsular” usado por los peregrinos procedentes de Francia para dirigirse a Santiago.

-Las guías del Camino plantean la Ruta de la Costa desde la frontera con Irún hasta Santiago pasando por Gijón y excluyendo puntos que dice deberían ser referidos y señalizados en el trayecto.

–Con la documentación existente y siguiendo lo que ya planteó en 1949 el profesor Juan Uría Ríu sobre los caminos del Norte, se demuestra que el trazado original de época medieval no corresponde a lo que se describe en el Libro Blanco del Camino de Santiago del Principado. Deben ser incluidos los tramos que discurren por Valdediós y Noreña de época medieval, dejando sin efecto las rutas de épocas posteriores: Ambás y Gijón de época moderna y Meres de época contemporánea.

–Explíquese.

–La metodología que empleo es un criterio sistemático que va siguiendo el Camino de la Costa y en especial el tramo de Villaviciosa a Oviedo y que, a la vez, va cronológicamente estudiando tanto los datos histórico-geográficos y toponímicos como los del patrimonio monumental del Prerrománico y el Románico. La existencia, antigüedad y número de hospitales de peregrinos en estos puntos, así como las fuentes bibliográficas y documentales de los lugares, acreditan que por ellos pasa el Camino. Para acreditar la Ruta de la Costa por Valdediós en época medieval centré el trabajo de campo en el itinerario que refiere Juan Uría Ríu en los concejos de Villaviciosa (salvo el de Valdediós- Alto de la Campa), Sariego, y la parroquia de Vega de Poja (Siero).

–El recorrido oficial de la Ruta de la Costa plantea que, una vez en Villaviciosa, este prosigue a Gijón. Usted propone que, llegado hasta Casquita (Villaviciosa), en vez de seguir hasta la villa de Jovellanos, se desvíe hacia Valdediós.

–No es que lo proponga yo, es que está todo acreditado históricamente por los monumentos y documentos existentes, referenciados en estudios de diversos autores al describir el Camino de época medieval. La ruta de la que hablo en mi libro se limita al tramo que transcurre por los concejos de Villaviciosa, Sariego y, en Siero, hasta Vega de Poja, ya que con el estudio de 2019, se completa el recorrido de la Pola a Oviedo.

–Incluye a Priesca.

–Por su particular importancia se incluye a San Salvador de Priesca al entrar en el concejo maliayés, el tramo que se describe y representa gráficamente con datos relativos al recorrido se inician en la iglesia de Santa María de la Oliva y Amandi, donde el verdadero recorrido sigue por la Capilla de San Nicolás (Casquita) y Camoca para llegar a Valdediós, Santi, Vallina Oscura, Villa Rica, hasta el Alto de la Campa, donde se entra en Sariego y prosigue por Pola de Siero, La Carrera, Noreña, Argüelles, San Miguel de la Barreda, Bobes, Pico Sierra, Capilla de San Millán, Colloto y Oviedo. La Ruta de la Costa oficialmente reconocida y difundida por la consejería de Cultura es la que va a Santiago por Gijón, que es de época moderna. No hace este recorrido del que hablo, en el que tanto patrimonio que mostrar tenemos, además de ser el verdadero de época medieval. El oficial que va a Gijón absorbe ahora el 95 por ciento de los peregrinos y me pregunto por qué, cuando una gran cantidad de nuestro patrimonio relacionado con el Camino está en este otro trayecto.

–Usted remite a Juan Uría.

–En su obra, don Juan Uría Ríu dice que los peregrinos bajarán a ganar la indulgencia a Valdediós. Y da mil detalles. Cuando se refiere al trayecto a partir de la llegada al Alto La Campa, en Sariego, dice que para seguir desciende por un camino serpenteante. El trayecto oficial te indica que sigas subiendo y así se elude, por ejemplo, pasar por las iglesias románicas que tiene Sariego. Cuando los peregrinos, en el trayecto original, bajaban a la iglesia de San Román, seguían hacia la de Santiago El Mayor, Palacio de Moral y Narzana y hacia otro templo románico de Siero del que habla Uría Ríu, que es el de Vega de Poja. Esto, entre otras maravillas que omite el trazado oficial, que no pasa por ninguna de ellas. Entonces, ¿qué cultura, qué patrimonio, tenemos para enseñar a los demás? ¿Qué función tiene la Consejería de Cultura? Por cierto, Consejería que no contesta a mis escritos.

–¿A qué se refiere?

–A que cuando presento estos estudios no me acusan recibo. Cuando, en 2019 hice el primero de ellos, el que habla del trayecto de Pola de Siero a Oviedo, sí me respondieron, diciendo que ya hubo pronunciamientos en contra de reconocer los enlaces de Noreña con Siero. Pues no señor, porque no hay documentación que acredite que se tomó esa decisión por el Pleno del Consejo de Patrimonio Cultural. También se dijo primero que no a reconocer a Noreña y luego se inició un expediente para hacerlo y darle además la consideración de Bien de Interés de Cultural (BIC). Hay además cosas curiosas, porque se reconoce el itinerario de Noreña, pero está ahí como colgado del espacio, no tiene conexión con el recorrido oficial delimitado en Siero. A mí que me lo expliquen.

–¿Qué reclamación tiene pendiente?

–La última. Desde hace muchos meses y no recibí respuesta, pese a que me asisten los derechos de las leyes que obligan a la administración a responder y dar acuse de recibo de las peticiones o reclamaciones de los ciudadanos. En el último escrito, pedía que, tomando como base la obra fundamental para las peregrinaciones de Vázquez de Parga, Lacarra y Juan Uría Ríu, se deje sin efecto, total o parcialmente, el decreto por el que se fijó y delimitó el Camino de Santiago y su protección provisional en lo relativo a los Caminos del Norte. Pido, por un lado, que se incluya el recorrido por Valdediós y Noreña como parte integrante del Camino de Santiago por la Costa. Y, por otro, que se reconozcan y cataloguen como rutas turísticas alternativas aquellas que transcurren por Gijón, desde finales del siglo XVII, y Meres (Siero), de mediados del XX.

–Según usted, ¿a qué se debe que el itinerario de época medieval del que habla no se incluyera en el recorrido oficial de la costa?

–Porque en época de Vicente Álvarez Areces hicieron un Camino que es aconfesional, que va a la playa de Gijón a tomar el sol. ¿Cómo puede ser que en Libro Blanco del Camino de Santiago, en el que se vuelve a citar a Uría Ríu para decir que se sigue su ruta, se deje fuera de esta Ruta de la Costa a Valdediós? ¿Por qué dejaron fuera también a Noreña? Desde Villaviciosa, el 95 por ciento de tres mil o más peregrinos que pasan al año van para Gijón y quedan sin conocer el enorme y valioso patrimonio que la Ruta oficial de la Costa no difunde ni promociona. Y cuando está documentado en todas partes que esa no es la verdad.

–El Libro Blanco se hizo siguiendo el criterio de expertos que aportaron su saber al respecto.

–A mí me cerraron la puerta personas de una categoría tremenda desde el punto de vista cultural, personas que hicieron un estudio sobre el Camino de Santiago para la Consejería, en 2007, por tratar de plantear algo que creo que está documentado. Se dice que se sigue la estela de don Juan Uría Ríu, pero luego no se recoge todo lo que él incluyó en su obra, él como otros autores. La conclusión que sacan quienes hicieron estos estudios para la Consejería es que el Camino, por ejemplo, va por Meres en Siero. Don Juan Uría dice que el Camino va al otro lado de la carretera: sale desde Noreña por Argüelles y después sigue para Oviedo por la antigua carretera que va a Colloto por el Picu Sierra y Capilla de San Millán. Y por ahí es por donde va el Camino y está documentado.

–Habrá alguna base para llevarlo por Meres.

–De época moderna. Pero estamos hablando del trazado auténtico, de época medieval, que es lo que yo quiero que se reconozca. Ni tengo nada en contra de Gijón ni de otros puntos, pero centremos la cuestión, que es el itinerario de época medieval. Y este tema de Meres está ligado a otra cosa. Soy noreñense y en Noreña andábamos locos porque siempre hubo mucho problema para que se reconociera el paso, pese a lo que dijo Uría Ríu, que está acreditadísimo. Pues bien, aunque no se quería, se acabó reconociendo a Noreña en el Camino de Santiago. Porque está en todas partes demostrado, hasta el punto en que, al final, hubo de hacerse un decreto que reconoce a Noreña en el camino de Santiago, pero no reconocen los enlaces por Siero.

–¿No hay estudios suficientes de ese paso por Siero del que habla?

–Se ha llegado a decir en algunos foros que hay que estudiarlo porque no hay estudios del Camino de Santiago en Siero. Pero hay bastantes cosas: la obra de don Juan Uría Ríu, la de su hijo, Uría Maqua, los trabajos de María Dolores Alonso Cabeza, Pedro Pisa, Juan Ramón Muñiz, María Rosario Alonso, Fructuoso Díaz o el propio Pablo León Gasalla, aunque en este caso planteaban determinadas cosas antes, con las que estoy de acuerdo, y después se plasmaron otras en el Libro Blanco, junto a otras tesis de María Josefa Sanz, con las que no estoy de acuerdo. Y no lo estoy por todo lo que he expuesto en relación con la Ruta de la Costa y a ese itinerario oficial por el que se desvía a la mayor parte de peregrinos sin poner en valor el enorme patrimonio que dejan atrás en Villaviciosa, Sariego y municipios como Noreña y Siero.

–Ha entregado documentos y estudios a la Consejería.

–Llevo muchos años tratando de conseguir que se reconozcan los itinerarios del Camino de Santiago de época medieval. Primero empecé estudiando Noreña. Y cuando hice el estudio de Noreña parecía poca cosa, pero tuve también la suerte de dar con documentos que no se conocían, como un archivo donde tenían una colección del llamado Boletín La Cruz. En el año 2012 entregué ese estudio y esos documentos que nadie conocía, a la Consejería. Había dos carpetas en la consejería, pues el Ayuntamiento de Noreña entregó otra copia y que, ahora, parece que ya no están localizables o han desaparecido. Tal vez cuando se dice que no hay estudios del Camino en esta zona se deba a que, a lo mejor, se pregunta por estos y ya no están en la Consejería. Estoy reclamando ya por vía legal que me contesten a todas estas cuestiones. He juntado todo lo que tengo, por la Ruta de la Costa hasta Oviedo y estoy reclamando que se me conteste. Esa es la guerra que tengo ahora con Cultura.

Compartir el artículo

stats