Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector pesquero reclama en Candás más avances tecnológicos

La Casa de la Cultura acogió una jornada sobre investigación y desarrollo organizada por la Fundación Philippe Cousteau

Foto de familia de los asistentes a la jornada, ayer, en Candás. | B. G.

Siempre se ha vinculado a la pesca con el estricto sector primario, pero el paso de los años ha ido demostrando que este sector participa de los avances tecnológicos y también los necesita. Y precisamente fue sobre la investigación y el desarrollo y los servicios integrales en este ámbito sobre lo que versaron ayer las ponencias de los participantes en la jornada que organizó en Candás la Fundación Philippe Cousteau.

El encargado de abrir la tarde, en clave institucional, fue el director general de Pesca del Principado, Francisco González, que reflexionó sobre la importancia del desarrollo en un sector que reclama progreso: “Tenemos varios problemas en la actualidad. Los hay con la escasez de cuotas en un sistema de limitación de las capturas, en los precios de venta de los pescados y tenemos problemas que hoy aquí tratamos, como intentar convertir la actividad pesquera en una actividad atractiva para las nuevas generaciones. Eso no pasa solo por conseguir un salario aceptable. Hay que avanzar en la seguridad a bordo de los buques, la habitabilidad y el confort, la conectividad con tierra, para que no haya desarraigo familiar... Por ahí es por donde tenemos que avanzar en cuanto a innovación”.

Expertos llegados desde diferentes puntos del país, como Madrid, Barcelona o Galicia, explicaron los modos de que el desarrollo impacte directamente en el sector pesquero, con propuestas tan novedosas y llamativas como un sistema inteligente que da aviso y permite localizar a alguna persona caída al agua desde una embarcación.

Formación

Otro de los puntos en los que se insistió durante la jornada fue en los aspectos formativos. El propio Francisco González hizo también referencia a ello. “La formación también es muy importante. Hay que acercarla a los marinos. Una de las mayores dificultades que se tuvo siempre en la mar y la pesca es la coincidencia del trabajo con los horarios formativos y eso es algo que en la actualidad la tecnología podría permitir y estamos trabajando en ese sentido”, explicó.

Referente en este aspecto es el Centro de Formación Profesional del Mar, en Gijón, dirigido por Indalecio Estrada. “En materia de formación tenemos que hacer todo. Tenemos que captar a la gente que se inicia en el mundo del mar y la pesca, pero no podemos hacer descartes. Tenemos que capitalizar el inmenso valor que tienen de experiencia y formación la gente que se dedica a la mar. El sistema de Formación Profesional está cambiando y va a dar un salto cualitativo en lo que es el reconocimiento. Un salto que vendrá apoyado por la tecnología y por las nuevas formas de aprendizaje descubiertas en los últimos meses a raíz de la pandemia”, incidió Estrada.

Otra de las ideas expresadas en las ponencias fue la necesidad de que administraciones y centros de investigación y desarrollo se acerquen a las necesidades de las zonas pesqueras y sean estas entidades las que adecúen sus políticas e iniciativas al sector.

La apuesta por la utilización de las tecnologías para el aprendizaje ha tenido un gran impulso por el covid y hubo que adaptarse muy rápido, coincidieron también los participantes.

Desde la organización se buscó realizar esta jornada en un concejo de tradición pesquera como Carreño. Como destacó la alcaldesa del concejo, Amelia Fernández, “el sector de la pesca y la pesca artesanal tiene su peso, pero también es tiempo de sinergias y trabajar en la diversificación”.

“Son tiempos para mirar a estos sectores y aprovechar oportunidades de Europa”. Y desde la Fundación Philippe Cousteau, su secretario general, Rafael Lobeto, pedía mayor certeza con las políticas que se ponen en marcha para apoyar al sector: “En Asturias hay historia, hay elementos formativos.. Pediríamos mirar lo que hemos sido, sacar conclusiones y mezclarlo con el futuro. No es un problema de dinero. Es un problema de cerebros, sensibilidad, estrategias...”.

Compartir el artículo

stats