Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las “casas hobbit” de Cabranes: cubiertas de tierra, desmontables y ecológicas

Un promotor privado impulsa un complejo de turismo sostenible en la zona de la Peña Incós que sigue la tendencia global del “glamping”

Las “casas hobbit” de Cabranes: cubiertas de tierra, desmontables y ecológicas

El “glamping” o “glamorous camping” es una tendencia global de turismo sostenible que combina “la experiencia de dormir al aire libre con el lujo y las condiciones propias de un hotel”. Y este es el concepto del proyecto que una empresa ha presentado al Ayuntamiento de Cabranes, para su desarrollo en la zona de la Peña Incós. La iniciativa ha llamado la atención, entre otras singularidades, por el hecho de que, entre las tipologías de alojamientos que prevé, se encuentran las llamadas “casas hobbit”, es decir, espacios cuyo diseño replica el de las moradas de los habitantes de la Comarca, la región de la Tierra Media que aparece en la obra “El Señor de los Anillos” de Tolkien, que con tanto éxito se llevó al cine hace unos años.

El proyecto, del que ya tiene conocimiento el Principado a través del alcalde de Cabranes, Gerardo Fabián, y que tiene posibilidades de salir adelante, incluye, en realidad, varias tipologías de alojamiento. Las “casas hobbit” son una de ellas y se instalarían aprovechando la acusada pendiente de la parcela donde se planifica la iniciativa, que corresponde en parte con una ladera de una peña. En el complejo habría tres cabañas de este tipo, “semienterradas con un sistema de construcción totalmente prefabricado y desmontable, imitando al sistema Casas Verdes Mágicas con instalaciones de este tipo por todo el mundo”. “Estas ‘casas hobbit’ se componen de paneles prefabricados de bóveda (...) El proyecto se basa en la construcción de una serie de alojamientos singulares cien por cien ecológicos, amoldándose al terreno existente, a su topografía y a su arboleda. Se pretende que sean unas construcciones livianas, integradas en el medio físico que las rodea. Esta opción apenas altera el medio sobre el que se sitúa debido a su sistema de construcción, al ser totalmente desmontables las piezas prefabricadas que la componen, y al cubrirse con un manto de tierra vegetal reduciendo a la mínima expresión el impacto visual de la actuación”, explica la memoria de la propuesta.

Un segundo tipo de alojamiento con el que contaría el complejo son las “casas-árbol”. Se proyectan siete, “en altura, ubicadas entre la masa arbórea de la parcela y apoyándose en ella, disminuyendo así al mínimo el impacto ambiental y visual de las construcciones”. Se trata también de “estructuras ecológicas de madera vista, todas ellas desmontables” y con un desarrollo “cuidadoso con el medio ambiente”. Por último, la memoria plantea una cabaña central en planta baja que se utilizará “como zona de reunión y gestión de actividades”. “Tendrá las mismas características tanto estéticas como constructivas que las utilizadas para el resto de las cabañas, primando su sostenibilidad, su ecología y su carácter efímero en el tiempo, debido a su sistema constructivo desmontable”, añade la propuesta que se ha presentado al Consistorio de Cabranes.

Además del plan para los alojamientos, con las “casas hobbit”, las “casas-árbol” elevadas y la cabaña central o centro de reuniones, alrededor del complejo habrá una ruta de senderismo “adaptada a las familias, cuyo hilo conductor serán diferentes tallas de madera, evocando criaturas y seres mágicos del bosque, que ayudarán a inculcar en los más pequeños valores medioambientales de una forma lúdica e imaginativa”.

La idea de los promotores se plantea a partir de varias consideraciones. Entre otras, la apuesta por un turismo sostenible, con una tipología de alojamiento hasta ahora inexistente en Asturias, por lo novedoso de los diseños de las cabañas, y teniendo en cuenta las tendencias de los viajeros a buscar cada vez más destinos de naturaleza y ofertas alternativas y singulares donde el disfrute al aire libre es protagonista de la experiencia.

“Estamos en un entorno natural único como es Asturias (...) Además del entorno, hay que sumarle el creciente deseo por viajar y salir de la rutina, buscando alternativas cada vez más sostenibles y ecológicas (...) y que tienen un perfil de respeto medioambiental y protección del entorno (...) El proyecto se identifica con la imagen y valores del destino Asturias. En el programa de Turismo Sostenible del Principado de Asturias 2020, se señalan como productos estratégicos el turismo de naturaleza, el ecoturismo, senderismo, observación de flora y fauna, turismo rural, turismo etnográfico (...)”, explican en la propuesta del proyecto.

La iniciativa está actualmente tanto sobre la mesa del Ayuntamiento como del Principado. El alcalde de Cabranes abordó la cuestión con el director general de Infraestructuras Rurales y Montes, Fernando Prendes, durante una reunión que ambos mantuvieron a primeros de noviembre para repasar el estado de los proyectos en marcha en el municipio. El uso turístico del Monte Incós fue uno de los asuntos protagonistas del encuentro, al que el plan llegaba tras las consultas previas con las Consejerías de Turismo y la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA). “Seguimos adelante con los usos autorizables previos para que vayan arrancando y, luego, hacer las modificaciones puntuales y conseguir implantar ese aprovechamiento turístico sobre el uso forestal, que no decae, sino que es complementario”, señaló hace unos días el regidor cabranés. Según el Alcalde, la Administración autonómica ve con buenos ojos el plan, a falta de que los informes y trámites pendientes confirmen sus posibilidades de desarrollo, si bien se trata de una iniciativa susceptible de ser “autorizable dentro de los fines sociales y económicos de reactivar los montes asturianos”.

Compartir el artículo

stats