Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hórreo también mira a la Unesco

Carreño abre las jornadas nacionales sobre “graneros elevados” con la vista puesta en una candidatura para que sean Patrimonio Mundial

Los asistentes a las jornadas, durante la sesión de ayer. | B. G.

La Asociación de Amigos del Hórreo Asturiano, con sede en Candás, ha elegido Carreño para que en los próximos días se celebren un gran debate sobre la figura de los graneros elevados, entre los que se encuentran los hórreos y paneras asturianos, para los que se quiere un reconocimiento de la Unesco. Quizá la expresión “graneros elevados” pueda resultar atípica en la región, pero resume bien la iniciativa y el espíritu de lo que sucederá estos próximos días en el municipio. Expertos en la materia de toda la zona norte de España –cada rincón con su singularidad– llegaron ayer a Candás y formaron los primeros grupos de trabajo, que se prolongarán durante la jornada de hoy y que enlazarán con las tercera Jornadas del Hórreo Asturiano del fin de semana.

El denominado “Encuentro de Graneros Elevados de la Península Ibérica” arrancó ayer en su segunda edición. La primera sirvió a modo de prueba el año pasado de manera telemática. La presente es la primera presencial. El lugar elegido ha sido Candás, ya que la idea nace de la Asociación de Amigos del Hórreo Asturiano, pero el objetivo es que sea un encuentro “itinerante” y que en próximas ediciones se realice en otras partes de España. El arqueólogo local Fernando Mora, uno de los organizadores, resume el objetivo de este encuentro: “Lo que pretendemos es fomentar los estudios y la investigación y que haya una valoración por parte de la sociedad de estos elementos patrimoniales. En las reuniones se establecerán nuevas vías de trabajo en colaboración con otras comunidades”, precisó.

Se dan cita en Candás expertos y miembros del Ministerio de Cultura, como María Pía Timón, que es Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de 2021; Elena Agromayor, arquitecta y coordinadora del Plan Nacional de Arquitectura Tradicional, y Sara González Cambeiro, coordinadora del Plan Nacional de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial. Uno de los objetivos a largo plazo es generar una campaña a nivel internacional para que el hórreo sea reconocido y protegido por la Unesco. Ese futuro y más iniciativas empezaron a ser debatidas ayer y continuarán durante el día de hoy, enlazando con las terceras Jornadas del Hórreo Asturiano y su entrega de premios.

Compartir el artículo

stats