Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Peatonalizar Grado generaría problemas de tráfico, advierten los geógrafos

El análisis del municipio de la asociación Geograstur desaconseja la construcción de más viviendas y aboga por la rehabilitación de edificios

Por la izquierda, Javier Fernández y Nacho Fernández, antes de la charla de ayer. | S. Arias

Ni más edificios de viviendas ni una gran peatonalización en la villa de Grado. Esa es la conclusión obtenida por la asociación de divulgación Geograstur, tras haber realizado un análisis geográfico del concejo que ayer explicaron en una charla en la Casa de Cultura dos de sus miembros, Nacho Fernández Martínez y Javier Fernández Hevia. El colectivo apuesta por un desarrollo urbanístico sostenible y, en ese sentido, considera que la actual peatonalización está bien, con varios aparcamientos pegados al casco histórico, y “un número suficiente de plazas que, quitando días puntuales como los domingos, normalmente no se llenan, por lo que ampliar la peatonalización no tiene sentido porque generaría más problemas de tráfico”, esgrimió Nacho Fernández.

Argumenta el geógrafo que la extensión de la peatonalización, un proyecto en el que trabaja el Ayuntamiento, daría problemas de movilidad en la villa “para las personas que viven en los pueblos de los alrededores y que hacen vida en Grado, lo que puede hacer que acaben bajando directamente a los supermercados que están en San Pelayo”. A su juicio, los aparcamientos públicos con los que cuenta Grado son muy útiles para sacar los coches del centro, por lo que no observa necesario ampliar la peatonalización, excepto en la zona de detrás del Ayuntamiento y La Panerina. “Pero con una peatonalización parcial que permita el paso de vehículos”, apostilla.

En cuanto a la construcción, Fernández descarta la idea de continuar con el desarrollo de edificios de viviendas en Grado y sí apuesta por “la reutilización de los espacios interiores”. Es decir, que los edificios ya existentes en la villa moscona se rehabiliten para ofrecer nuevos apartamentos. “Ahora mismo es la realidad del concejo. No quita para que pueda surgir una empresa con muchos puestos de trabajo y, en ese caso, cambiaría la situación y quizás sí sería necesario expandir la construcción con edificios. Hay que adaptar las estrategias al momento, lugar y circunstancias”, apuntó.

Fernández Martínez también abordó otros aspectos, como la planificación turística del municipio, en la que, a su juicio, lo primero que tiene que hacer en su estrategia es apostar por la gran localización de Grado. “Es la base y el punto más fuerte que tiene el concejo, estar a 15 minutos de Oviedo y a 20 minutos de la costa, ser la puerta del occidente y a un paso a la alta montaña”, explica. En el análisis que han hecho del municipio, también han advertido que falta promoción de la arquitectura indiana de la villa, “con unos palacetes únicos en sus dimensiones, que no los hay, por ejemplo, en Somao, en Pravia”, señalan. Asimismo, estiman que falla la divulgación del patrimonio etnográfico, sobre todo en relación a la rica diversidad de los hórreos y paneras, de los que algunos son de los de mayor envergadura de Asturias.

“El turismo que llega a Grado es principalmente nacional y familiar, es un turismo de calidad que se aleja de los lugares con grandes masificaciones para poder descansar, estar cerca de todo y poder planificar bien las vacaciones”, estima Fernández Martínez. Pero esos turistas tienen una carencia importante a la hora de disfrutar del concejo que, al mismo tiempo, genera oportunidades de negocio y desarrollo socioeconómico: el turismo activo. “Grado debe aprovechar el potencial que tiene para actividades de senderismo, que pueden ser muchas y muy diversas, y también aprovechar el río”, añadió.

Los geógrafos ofrecieron su análisis del concejo a los vecinos en la conferencia con la que tratan de “divulgar” y de que se conozcan las aplicaciones que tiene la geografía en el día a día.

Inundaciones por riadas en las vegas e incendios forestales, grandes riesgos naturales


Inundaciones e incendios. Estos son los principales riesgos naturales a los que se enfrenta Grado en los próximos años, según explicó en la conferencia ofrecida ayer el miembro de Geograstur Javier Fernández Hevia: “Hay un alto riesgo de inundaciones en las zonas de vega, sobre todo en la desembocadura del río Cubia con el Nalón, donde se produce un tapón”, alertó. También habrá problemas con el fuego, debido, fundamentalmente, al abandono del medio rural y, con ello, la extensión del matorral en huertas y praderías. “Hay especies pirófilas, que arden muy fácilmente pero que a la vez son resistentes al fuego. Por ejemplo, los pinos tienen el condicionante de que tienen mucha resina, por lo que arden mucho más fácil que los árboles autóctonos” indicó Javier Fernández Hevia. De hecho, en la zona sur del municipio, que linda con Yernes y Tameza y Belmonte de Miranda, ya se han producido varios incendios de este tipo. “Y va a ir a más si continúa el abandono del medio rural”, expresa. Además, las posibles avenidas de los ríos Cubia y Nalón a su paso por el concejo y la humedad generarán argayos. Por otro lado, Fernández abordó un análisis del paisaje de Grado, en el que destaca un gran contraste, también de ecosistemas, del punto norte al sur, separados por una distancia de 95 kilómetros en línea recta. Una situación que condicionó su desarrollo demográfico, apuntó el geógrafo. Así, explica que desde las vegas agrarias en llanura, prácticamente a la altitud del mar y que fueron muy importantes en la fundación y expansión de la villa moscona en la época medieval por la posibilidad de producir los alimentos, el paisaje cambia a valles “más pronunciados con laderas más prominentes” y cambios de vegetación, dejando castaños y robles atrás según se coge altura para encontrar zonas arbóreas de hayas y abedules. “Después, cuando desaparece el bosque ya pasamos a zonas propias de monte”, detalló. Del bajo Nalón a la Cordillera, Grado es un concejo que hace de nexo de unión entre el centro y el occidente de Asturias y, por ello, el geógrafo muestra una gran diversidad paisajística y de ecosistemas que es una clave para el desarrollo del concejo

Compartir el artículo

stats