Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una empresa de Bimenes presenta un ascensor con reconocimiento facial

El elevador funciona con el móvil y se le puede llamar al llegar a casa para que vaya bajando

El investigador Carlos Rodríguez y el consejero de Ciencia, Borja Sánchez, en el ascensor con inteligencia artificial. | Reproducción de S. Arias

Bimenes demuestra que en el medio rural también se puede diseñar tecnología punta. De ello dio cuenta ayer la empresa Ati, que presentó al consejero de Ciencia e Innovación, Borja Sánchez, su nuevo modelo de ascensor con inteligencia artificial, que identifica al usuario a través de la imagen y recibe órdenes de voz. Un elevador que también incluye otras innovaciones, como sensores de temperatura, humedad y CO2, o sistemas de prevención de un posible fallo mediante un análisis de datos también conocido como big data.

“El año pasado presentamos un ascensor que funcionaba con la voz y, ahora, hemos añadido el reconocimiento facial. No obstante, lo vestimos con más tecnología, como paneles solares para que sea autónomo o para que cuando frene regenera la corriente, el famoso kerch de Fernando Alonso”, explica Yonatan Sierra, responsable de la empresa. El nuevo ascensor también se puede controlar con el móvil, lo que permite que “cuando estás llegando a casa lo puedas llamar para que vaya bajando”, detalla Sierra.

En la visita, el Consejero destacó la importancia de desarrollar nuevos productos con tecnología innovadora tras probar el nuevo elevador, que ha recibido financiación a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa). Y, en ese sentido, espera que “ojalá haya más proyectos como esté en Asturias”. “Que no sea un ejemplo aislado”, expresó Sánchez, muy contento con la evolución del proyecto que “incorpora sensórica y piensa ya en el big data”.

Sánchez probó el ascensor junto al investigador Carlos Rodríguez y el alcalde de Bimenes, Aitor García, quien hizo énfasis en que la innovación presentada por Ati “es una demostración de que las empresas asturianas rurales están a la vanguardia como las de cualquier otra parte”. Un orgullo para el concejo, que espera que la empresa siga con esta gran evolución.

Compartir el artículo

stats