Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cubera sigue por la buena senda

El colectivo distingue con el premio a la “Aldea más guapa de Villaviciosa” al camino que une Priesca y Gancéu y que los vecinos van a recuperar

Por la izquierda, Graciela Riva, Marta Riva y Cristina Santirso, de la asociación El Tilar de Priesca, ante la iglesia de San Salvador de Priesca, en una imagen de archivo. | Vicente Alonso

El premio a la “Aldea más guapa de Villaviciosa” en 2021 irá a parar justo a un espacio que une dos de sus núcleos rurales. Y es que la asociación Amigos del Paisaje de Villaviciosa, Cubera, quiere reconocer el compromiso compartido por los vecinos de las localidades de Priesca y Gancéu para recuperar el camino de unos cuatro kilómetros que les ha conectado durante siglos y que el abandono o los usos forestales habían ido dejando en el olvido. “Era la salida de las parroquias orientales del interior hacia la ría y a la altura de Mestres se juntan varios valles con sus arroyos a modo de abanico que comunica Miravalles, La Madalena, El Bustiu o Santoxenia”, explica Ángel Valle, presidente de Cubera.

Ahora, las asociaciones El Tilar, desde Priesca, y La Peñueca, desde Gancéu, quieren hacer de ese eje una senda que les devuelva la unión y facilite los paseos de sus vecinos o las excursiones de visitantes por ese espacio con tanta historia y simbolismo para ambos núcleos. Alguno de sus puentes o los restos de varias instalaciones molineras de envergadura hacen pensar en un pasado esplendor hoy cubierto por la vegetación.

Además de este premio anual, la asociación villaviciosina hará entrega de otras tres distinciones a diferentes iniciativas particulares que, a juicio de la asamblea de socios, merecen convertirse en modelo para sus convecinos. Una de ellas ha recaído en la persona de Alfonso Tomás para reconocer su aportación a la promoción de Villaviciosa a través de las fotografías que envía a los espacios de información del tiempo en los principales canales de televisión nacionales y que ya suman más de un millar. Se destaca su voluntad y, “el ojo capaz de seleccionar una instantánea especial en lugar de una foto corriente”, destaca Delia Piris, secretaria de Cubera.

Tres reconocimientos más

La asociación también distingue la labor del grupo de pandereteres L’Algara, nacida al calor de la escuela de música tradicional que puso en marcha la Banda de Gaites Villaviciosa – El Gaitero. “Un grupo de mujeres con abundante participación de gente joven, que recupera temas e instrumentos tradicionales”, explican desde la entidad.

La tercera distinción de esta edición será para los propietarios de la finca Los Molinos de San Justo que “han hecho de ella un verdadero jardín botánico que reúne, por ejemplo, una de las más importantes colecciones de camelias de la región”. “O la muy estimable variedad de arce, más de 160, que merece el reconocimiento y la atención de los especialistas”, explican desde la asociación villaviciosina Cubera.

Compartir el artículo

stats