Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto Morán Exedil de Cs en Pravia que se pasa al PP

“No somos unos tránsfugas, lo único que nos mueve es el beneficio de Pravia”

“Queremos ser una alternativa a veinte años de PSOE y en el partido en el que estábamos no podíamos; en el PP, sí”

Alberto Morán, ayer, en Pravia. | B. G.

Los cuatro concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Pravia tomaron la decisión de dejar el partido en abril de 2021. Tras nueve meses desempeñando la oposición de manera independiente, como no adscritos, esta semana tres de ellos han anunciado que pasan al Partido Popular (PP), con el objetivo puesto en las elecciones locales de 2023. La cabeza visible de estos concejales es Alberto Morán, que explica en esta entrevista los entresijos de la decisión.

¿Cómo se gestó el paso al PP?

–Bastante más fácil de lo que podemos pensar. Hubo muy buena predisposición. Cuando se llega a un acuerdo es porque ambos ceden y buscan algo en común. Desde el primer momento se manifestó el objetivo de ofrecer una alternativa fuerte y realista al gobierno socialista de Pravia de cara a 2023. Partiendo de eso, estábamos buscando darle forma a cómo hacerlo.

–¿Cómo se desarrollaron las conversaciones y los contactos?

–Cuando lo que nos une es un proyecto y ese proyecto es Pravia, las condiciones parten bien. Con el concejal del PP, Miguel Ángel González, no hubo ningún problema, siempre fue una parte más de la negociación. Cuando presentamos el proyecto de presupuestos –aunque salieron adelante, evidentemente, los del PSOE– nos sentamos con él y buscamos ese consenso. Llegamos a un acuerdo y, a partir de ahí, todo vino más rodado.

–Mirando al futuro, se teme algún tipo de recelo, por ejemplo, de cara a la configuración de las listas de 2023?

–Hablar ahora de puestos, de listas electorales... Entiendo que es algo que inquieta, saber quién va a ser el número uno o el dos. Las listas municipales son complejas, cuesta completarlas y no es nada fácil. No hay ningún tipo de recelo. Ya estábamos trabajando y esta semana se hizo oficial el nuevo formato. Somos un solo partido y un solo grupo. Todos estamos siendo generosos y todos sabemos perfectamente lo que aportamos y lo que sumamos. Y cuál es nuestro lugar.

–¿Por qué se toma la decisión ahora, después de nueve meses desde la salida de Ciudadanos?

–Decir que es una casualidad sería mentir. Todos somos personas inteligentes y calculamos los tiempos. Y eso la ciudadanía lo sabe. El primer motivo es porque queda un año y medio para las elecciones y no se podía dilatar más. Había que tomar una decisión y había que tomarla ya. Cuando nos fuimos de Ciudadanos fue porque no teníamos el proyecto con la fuerza suficiente como para permitirnos llegar a 2023 con totales garantías de disputar la Alcaldía. Lo mantengo. A partir de ahí , entramos en un período de reflexión que necesitábamos en abril y mayo. En verano la actividad disminuye. Ya en septiembre y octubre los tiempos empezaban a apretar y había que tomar una decisión. Ni nosotros hace un año sabíamos que íbamos a dar este paso, ni por supuesto el PP sabía que íbamos a dar este paso.

–Está el caso de Jennifer Castro, que forma parte del grupo de trabajo, pero no tendrá militancia, ¿No secunda la decisión?

–Sí la secunda. De hecho forma parte de la nueva dirección local y ha dejado claro su compromiso. Ha dicho que no hay fisuras y que está con este equipo. Ella está embarazada y no sabe con qué situación va a llegar a 2023. Si luego decide salirse va a parecer que huye y por eso prefiere hacerlo así. Va a seguir colaborando, forma parte del equipo. No hay ningún conato de nada. Aporta y trabaja muchísimo y, precisamente por esa autoexigencia que tiene, quiso hacerlo así.

–¿Se consideran tránsfugas?

–No me considero tránsfuga. Tránsfuga es una persona que se pasa de un partido a otro y nosotros no hemos hecho eso. Hemos abandonado un partido, exponiendo los motivos y nos hemos incorporado a otro proyecto exponiendo los motivos. El proyecto es que queremos ofrecer una alternativa real al gobierno socialista. Y en el partido que estábamos no teníamos esa capacidad y no la íbamos a tener. Ahora sí tenemos esos condicionantes. A mí lo único que me mueve es el beneficio de Pravia. Me da igual como me cataloguen si yo consigo hacer que el vecino viva mejor. Quien lo quiera catalogar como transfuguismo... cada uno que califique como quiera.

–¿Qué opina de las declaraciones del coordinador de Ciudadanos en el Bajo Nalón que así los tilda?

–No voy a entrar a valorar sus palabras. Cuando nosotros hicimos la lista, él no estaba. Cuando hicimos una campaña de nuestro bolsillo, puerta a puerta, él no estaba. Cuando sacamos el resultado que sacamos, él no estaba. No quiero valorarlo.

–Una de las reclamaciones desde Ciudadanos es que entreguen las actas. ¿Por qué no las entregan?

–No las vamos a entregar. Nos mantenemos. Pese a quien le pese, las actas son de la persona y no de los partidos. Las personas que están en un partido se presentan dentro de una lista porque así lo define la ley, pero el acta es de titularidad propia, es de cada uno de los concejales que hemos sido elegidos. Intentar decir que el partido es más fuerte que la lista... no tiene sentido ese debate. La ley recoge que el acta es tuya como persona y que tienes que hacer el uso correcto que defienda los intereses de los vecinos. Y nosotros hemos seguido defendiendo los intereses de los vecinos. Entregar las actas cuando estamos haciendo un trabajo y vamos a seguir haciéndolo por el simple hecho de que alguien lo reclama, cuando encima no tiene a nadie a quien poner, me parece que es irresponsable.

–¿Cree que Ciudadanos está sentenciado a nivel regional y nacional?

–No soy adivino, no sé lo que va a ocurrir. Hay que esperar acontecimientos, pero el futuro no pinta muy allá.

–¿Cuál es el objetivo de cara a 2023?

–Vamos a por todas, a disputar la alcaldía. Con este nuevo proyecto estamos todavía mejor posicionados. Estoy convencido que podemos cambiar el signo político después de veinte años de gobierno socialista en Pravia.

Compartir el artículo

stats