Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Estamos abrumados por tanto cariño”, afirma la familia de Etelvino González

El presidente del Principado, Adrián Barbón, se suma al duelo por el fallecimiento del hijo predilecto de Villaviciosa: “Nunca lo olvidaré”

“Pueblo ejemplar”. El entonces Príncipe Felipe con la directiva de Cubera, durante la entrega del premio de 1991. González, segundo por la izquierda.

Los familiares de Etelvino González celebraron ayer una jornada de duelo en el tanatorio Valdediós, en Villaviciosa, hasta el que durante toda la mañana se acercaron decenas de personas a ofrecer sus condolencias y a elogiar la figura del intelectual maliayés. Sus hijos, Ignacio y Ricardo, declaraban sentirse “abrumados” por la cantidad de gente que había mostrado su cariño y admiración hacia su padre durante estos días. “Mi padre tenía una vida tan intensa de gente, de instituciones, de cosas... que es muy abrumador todo, toda la gente que le conocía. Además, era un hombre esencialmente bueno, porque, aparte de su currículum, tenía una dimensión humana infinita. Vivía muy centrado en las cosas buenas que se podían hacer por y para los demás, era una bondad casi vocacional. Es excepcional todo lo que hizo por Villaviciosa y por Asturias, así como por sus ideales, su fe, por su entrega a los demás y por dejar una huella que creemos que ha dejado. Con sus socios de Cubera creó una escuela de dedicación y entrega, así que no podemos más que sentirnos satisfechos”, señaló Ricardo González.

Biografía de José gafo. González con José Bono, entonces presidente del Congreso, presentando la obra sobre el religioso asturiano en 2009.

Ramón Huerta, amigo del fallecido desde la niñez, añadió que “era un hombre muy entrañable. Viví junto a él todo el proceso de sus primeros años en Barcelona, cuando colgó los hábitos, y siempre estuve muy cerca de él y de su familia”, indicó.

en la nueva españa. Por la izquierda, Etelvino González, Enrique Moral y Manuel Fernández de la Cera, en un acto del Club Prensa en 2013.

También el presidente del Principado, Adrián Barbón, lamentó a través sus redes sociales el fallecimiento de “un hombre de convicciones y compromisos”. “Tuve la suerte de conocerlo bien, aprender de su enorme cultura y de sus rigurosos estudios. Nunca lo olvidaré”, publicó Barbón. Lo mismo hizo la Agrupación Socialista de Villaviciosa al destacar “al Etelvino militante desde la clandestinidad hasta que las fuerzas y la salud le faltaron”. González fue concejal del Ayuntamiento de Villaviciosa en las filas socialistas entre 1995 y 1999, y candidato a la Alcaldía en 1995. “Gracias por tanto, Etelvino, misión cumplida”, añadió el PSOE maliayés.

El mentor de Hevia. El gaitero, que mantenía una estrecha relación con Etelvino González, tocando en el homenaje que se le tributó en julio de 2018.

Pero además de personalidades de la política, también en el mundo de la cultura villaviciosina y asturiana, lloran la pérdida. El gaitero José Ángel Hevia quiso dedicarle unas palabras al que fuera su mentor. “Tenía 18 años cuando Etelvino me propuso la creación de una escuela de gaita en la Fundación Docente de Mineros Asturianos. En aquel momento él creyó en mí, así que tengo un sentimiento de tristeza pero también de plenitud por lo que deja Etelvino detrás, por su labor de erudito al servicio público, pero ante todo como persona, pues allí por donde pasó deja un recuerdo de gratitud”, indicó el artista. Hevia, además, se ofreció a tocar en honor de su amigo cuando la familia decida celebrar el funeral oficial, que será cuando la situación sanitaria derivada de la pandemia lo permita.

Hijo predilecto de villaviciosa. La entrega de la distinción por parte del alcalde, Alejandro Vega, en junio de 2017.

Entre las muchas asociaciones y colectivos con los que Etelvino González colaboraba destaca la Cofradía de Jesús Nazareno, cuyo mayordomo, Nicolás Rodríguez, señaló que el fallecido “era un enamorado de Villaviciosa y de su cultura, de la que tocaba todos los ámbitos”. “Él era cofrade desde la cuna y, aparte de que nos unía una gran amistad, siempre estuvo muy ligado a la Cofradía, participando en el porfolio desde su juventud y dando el pregón de la Semana Santa en una ocasión”, añadió Rodríguez.

El gran homenaje popular. Etelvino González, en el centro, con asistentes al reconocimiento que se le tributó en 2017.

Desde el Grupo de Teatro “Contraste” también se lamenta la pérdida de “un hombre con un currículum impresionante, colaborador de nuestra asociación y un apoyo incondicional. Hoy Villaviciosa sufre una pérdida irreemplazable, pero deja un legado inmenso. Le despedimos con el mayor de los aplausos posibles. La cultura de esta villa está de luto”. Son palabras que se han repetido en el mundo de la cultura y el asociacionismo maliayés, pues en el repaso a la extensa trayectoria de Etelvino González, además de su activismo político, sus cargos en fundaciones y entidades de diversa índole y su larguísima obra literaria, también aparece también como colaborador en una gran lista de asociaciones y colectivos de todo el concejo de Villaviciosa, como la Sociedad Ateneo Obrero, el Grupo Folclórico Villaviciosa- Aires de Asturias, la Coral Capilla de la Torre, la Sociedad Cultural y Recreativa Clarín de Quintes, la Banda de Gaites de Villaviciosa y la Asociación de Amigos de la Música de Villaviciosa, así como en diferentes asociaciones vecinales del municipio, como las de San Justo, Tazones, Oles o Argüeru.

A la espera de que se celebre la despedida oficial del intelectual maliayés, Villaviciosa se ha unido para llorar una pérdida que muchos califican de irremplazable, pero, sobre todo, para elogiar una vida carismática que deja una profunda huella.

Compartir el artículo

stats