Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noreña va bien de carrocería

David Díaz, alumno de FP en la Villa Condal, competirá en el certamen “Spainskills”

David Díaz, a la izquierda, con su profesor Juan Carlos Mateos, en el centro de Formación Profesional de Noreña. | A. Illescas

 En los talleres de Formación Profesional del Instituto de Noreña nunca falta la ilusión por enseñar y por aprender adquiriendo toda la destreza que sea posible. Hay empeño. Y prueba de ello son el llanerense David Díaz Cuervo y su profesor en el módulo de carrocería, Juan Carlos Mateos, ya clasificados para la final de “Spainskills 2022”, certamen donde van los mejores alumnos de FP de toda España.

En este caso, Díaz competirá en la especialidad de Carrocería. Para llegar a la competición de esta edición tuvo que batirse el cobre con un alumno del Centro Integrado de Avilés. “Hicimos tres pruebas y logramos ganar. Lo vivimos con más emoción que en otras ocasiones y esto implica también una experiencia para los chavales”, dice el profesor Mateos, que ya ha participado en doce ocasiones con alumnos en este concurso.

La cita de esta edición ya está marcada. Será en la capital de España del 22 al 25 de febrero. Si logran la victoria allí, pasarían a luchar, a nivel mundial, en el certamen “Worldskills”. Explica el profesor que, por lo pronto, tendrán que completar seis pruebas, “pero sin especificar con antelación”, algo que antes, “sí que se hacía”, abunda Mateos, que llegó a ser jurado del certamen en alguna ocasión.

Con su experiencia apunta que, “además de lo típico que se puede conocer para el profano en la profesión, es decir, aspectos como la soldadura o la reparación de elementos plásticos, en el certamen pedirán cosas más técnicas, como la reparación en bancada o lo que se conoce como meter un coche en plantilla e incluso la sustitución parcial de alguna pieza del vehículo”.

A todo eso se tendrá que enfrentar el alumno David Díaz Cuervo, de 21 años. Un joven llanerense que llegó a la especialidad de carrocería sin estar muy convencido: “Él no quería hacer este módulo, pero resulta que ahora le gusta muchísimo. No esperaba que fuera así, le gusta la tira. Es un apasionado de los coches y con esto se ha acabado de motivar”. Juntos dedican varias horas semanales, fuera de las clases regulares, a preparar el concurso.

El profesor ve muy positivo que los alumnos del módulo se impliquen, año tras año, en esta competición. “Me hace mucha ilusión y creo que es muy bueno para ellos, para su motivación. Carrocería quizás es la especialidad desconocida de la automoción, pero luego a los chavales les gusta mucho”, abunda Mateos.

El veterano profesor –22 años lleva en el oficio– tiene muy claro que la Formación Profesional es una gran salida para los jóvenes y no duda en recomendarla. “Por supuesto que la aconsejaría. En automoción y carrocería se necesitan muchos profesionales. Carrocería es una especialidad con una salida profesional superior al 90 por ciento. Lo mismo pasa con Mecánica. No sé que otras especialidades podrán decir lo mismo”, concluye.

Considera Mateos que las competiciones también suponen un aliciente importante para la gente que valore la posibilidad de entrar a formarse en esta disciplina y, por ello, afronta con muchas ganas el viaje a Madrid. “Hay que tener los pies en el suelo. Vamos bien preparados, le hemos dedicado tiempo y sí que hay esperanzas de hacer un buen papel. Nunca se sabe”.

La suerte está echada. Por delante unos últimos días de preparación en los que Díaz y Mateos perfilarán los detalles que restan para tratar de llevar a Noreña a la cima de la carrocería nacional y, por qué no, soñar con poner chapa al mundo.

Compartir el artículo

stats