Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los nuevos escuderos del Sabadiego

La actriz Sara Casasnovas, el empresario Samuel Moreno, el bodeguero Joaquín Sánchez y el periodista Mario Hernández, caballeros de la Orden

12

Noreña homenajea a los Caballeros de la Orden del Sabadiego Luján Palacios

Para ser caballero de la Orden del Sabadiego es necesario comprometerse bajo solemne juramento a amar el embutido noreñense más emblemático, darle lustre para dejar claro que se trata de algo más que “un simple chorizo” y defender su buena fama allá por donde se vaya, así como reafirmarse en la defensa de los lazos de amistad con la gente que ama la gastronomía, amén de ensalzar las viandas asturianas allende nuestras fronteras. A todo ello se comprometieron este domingo de manera solemne, y bajo el bastón de mando de Miguel Ángel Fuente Calleja, los nuevos Caballeros y Damas de Mérito de la Orden del Sabadiego, que celebró su “día grande” en las fiestas de San Marcos.

Ambiente a mediodía de ayer en Noreña, con los gaiteros de la banda de Oviedo en primer término. | L. Palacios

La actriz Sara Casasnovas, conocida por sus papeles en series como “Amar en tiempos revueltos” y “Hospital Central”, así como por su participación en varias películas y su labor como directora; Samuel Moreno Rioja, empresario del sector del embutido en Soria y artífice del éxito internacional de los torreznos de aquella tierra; Joaquín Sánchez García, propietario de una empresa de electromedicina en Madrid y fundador de varias bodegas, y Mario Hernández Bueno, periodista y representante de la Cofradía del Puchero de las Siete Carnes de Gran Canaria, son desde ayer los nuevos representantes del Sabadiego de Noreña y para el mundo. Se esperaba investir a otros dos nuevos caballeros, pero “por el covid no ha podido ser, esperaremos a otro año”, apuntaba Mariano González Cuesta, presidente de la Orden del Sabadiego durante el acto, celebrado en el quiosco de la música de la Villa Condal ante numeroso público.

Antes, los caballeros noreñenses recibieron en su sede a los representantes de las cofradías asistentes a la fiesta. Fueron la Cofradía del Puchero Canario de las Siete Carnes, la Cofradía de la Nécora de Noja (Cantabria), la Cofradía del Arroz con Leche de Cabranes, la Cofradía del Jamón y la Cebolla de Portugal, el Círculo Gastronómico de los Quesos de Asturias, la Cofradía de los Vinos Verdes de Portugal, los Amigos de Les Fabes de Villaviciosa, la Cofradía Yumay de Avilés, los Amigos de los Nabos de la Foz de Morcín, la Cofradía del Desarme de Oviedo, la Federación de Cofradías Gastronómicas, la Cofradía del Queso Gamonéu, la Cofradía del Oriciu de Gijón y los Amigos de la Capa de Béjar (Salamanca).

Un despliegue para recuperar la normalidad de los viejos tiempos con desfile incluido hasta el templo parroquial, en el que se celebró misa solemne en honor de San Marcos cantada por las voces del Orfeón Condal, con desfile de vuelta al centro de Noreña acompañados por la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo. “Da gusto volver a verlo, es muy emocionante”, señalaba una vecina de la villa móvil en ristre para inmortalizar el paso de las cofradías ante las terrazas a rebosar. Ayer, sin restricciones y con buen tiempo, la esperanza era que “nunca más tengamos que hacer un paréntesis tan largo”.

Música y teatro

No fue la única actividad festiva de la jornada, en la que los vecinos y visitantes también pudieron disfrutar en el quiosco de la música, los jardines del Ayuntamiento y la Casa de Cultura de varios conciertos a cargo de la Banda de Música de Noreña, La Bandina, Monica´s Dream Quartet y Cum Laude. La Compañía “Higiénico Papel”, por su parte, representó por la tarde la obra “Riquete el del copete” dentro del Plan Corresponsables de la Concejalía de la Infancia.

Hoy, lunes, finalizarán las fiestas de San Marcos con intensa programación. Concierto de la Banda de Gaitas, Cornetas y Tambores del Regimiento Cabo Noval; un espectáculo de ilusionismo a cargo de Patry Zenner dirigido al publico infantil y la proyección de “Danny Daniel. Os voy a contar mi vida”, del director asturiano Julio de la Fuente. Un menú para todos los gustos, pero en el que el protagonista indiscutible es el sabadiego.

Compartir el artículo

stats