Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xivares reclama un cambio de ubicación del apeadero del tren: “Es imprescindible”

Vecinos de la localidad de Carreño se quejan del mal estado y el aislamiento del emplazamiento actual y piden que se traslade cerca de la urbanización

Vecinos de Xivares usuarios del servicio, en la ubicación que proponen para el nuevo apeadero de la localidad. | B. G.

Los vecinos de Xivares, en la parroquia de Perlora (Carreño), buscan una solución para poder utilizar con mayor asiduidad el servicio de Feve que pasa por su localidad. Esta cuenta con un apeadero, pero en malas condiciones, y los vecinos se han puesto manos a la obra para tratar de encontrar una solución. Lo que proponen es cambiar la ubicación y situar el apeadero a la salida del túnel procedente de Perlora y antes de adentrarse en el que pasa por debajo de algunas casas de la urbanización.“Es una buena ubicación. Es un tramo donde el tren ya va lento al estar entre dos túneles” afirma Patricia Vázquez, que se está encargando de los trámites, apoyada por la Asociación Asturias al Tren.

Y es que la ubicación del apeadero actual genera un gran malestar. No solo por encontrarse alejado del núcleo de viviendas, sino también por las condiciones en las que se encuentra el entorno, incide Patricia Vázquez: “Está sin iluminar, aislado, no hay aceras, no hay arcén en el camino, se encharca y no puedes pasar sin librar los charcos... Para personas mayores y de movilidad reducida es totalmente imposible acceder al tren”.

Crecimiento poblacional

Para un núcleo en crecimiento poblacional como este, que ha experimentado un gran impulso en los últimos años hasta los aproximadamente 300 empadronados, se considera un servicio fundamental. Por ejemplo para que los jóvenes puedan acudir al instituto a Candás o los mayores al centro de Salud: “Es imprescindible. Estamos incomunicados. El bus pasa por Sidra Peñón y no entra ni en la carretera. La gente mayor se tiene que ir y los chavales tiene que llamar a los padres para que vayan a buscarlos. La gente tiene miedo a quedarse en el apeadero sola”. Ese es uno de los factores que también asusta a los vecinos de Xivares usuarios del servicio: “A mi hija no la dejo ir o venir sola. La llevo todos los días a las siete y media de la mañana en coche”. El nuevo apeadero estaría situado al lado de la urbanización, justo al lado del bar y la piscina.

Compartir el artículo

stats