Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villaviciosa lidera la sidra de denominación con diez lagares y más de cien pumaradas

La producción local está siendo clave para el auge de la variedad natural espumosa acogida a la marca, que bate récords de ventas

Una pumarada de manzanas acogidas a la denominación.

Villaviciosa es el concejo de la denominación de origen (DOP) de la sidra. Y no solo por albergar la sede de su consejo regulador, si no porque también es el concejo asturiano con un mayor número de lagares que sacan al mercado caldos elaborados bajo la marca de calidad y por sumar el mayor número de parcelas destinadas a las 76 variedades de manzanas de alta calidad reconocidas para la sidra con denominación. En concreto, en el territorio maliayés se ubican diez de los 33 llagares de la marca de calidad de la bebida más asturiana, siendo el único municipio que supera las cien parcelas destinadas al cultivo de manzanos de esas 76 variedades seleccionadas por el consejo regulador de entre las cerca de dos mil que, en total, se pueden encontrar en la región.

Además, Villaviciosa, que junto a Gijón tiene el mayor número de hectáreas destinadas al cultivo de las manzanas de la denominación, también está siendo clave para el despegue de la sidra natural espumosa, sobre todo a partir de la entrada de El Gaitero en la marca. La variedad bate récords de ventas, hasta el punto de que durante 2021 crecieron un 36%, pasando de 118.000 a 160.812 botellas en un solo año.

Tras Villaviciosa, Gijón, con ocho, es el concejo con un mayor número de lagares adscritos a la denominación. Les siguen, por este orden, Siero (6), Nava (4) y Oviedo, Avilés, Carreño, Tineo y Taramundi, con uno cada uno.

Según los datos del consejo regulador, a comienzos del presente ejercicio estaban adscritas a la DOP Sidra de Asturias 949,58 hectáreas, distribuidas en un total de 810 parcelas registradas por 376 productores. La superficie media de esas parcelas es de 0,6052 hectáreas.

Del total de esas 810 parcelas, el 71 por ciento presentan una superficie de hasta una hectárea y un 41 por ciento no alcanza una superficie de 0,5 hectáreas. “Esta circunstancia es representativa de la realidad del cultivo del manzano de sidra caracterizada por un acusado minifundismo”, subrayan desde el consejo regulador de la marca.

Los 33 lagares adscritos a la denominación comercializan 55 marcas protegidas, tanto de sidra natural de escanciar como de la natural espumosa.

Compartir el artículo

stats