Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado destina un millón de euros a activar pozos de tormentas en Villaviciosa

La empresa que asumió el proyecto en 2017 no completó las obras, que se contratan ahora con carácter de emergencia para evitar inundaciones

Una inundación registrada en Villaviciosa el pasado otoño.

Paso decisivo en las estrategias para la prevención de inundaciones en Villaviciosa. Después de que el regidor, Alejandro Vega (PSOE), mostrara su contrariedad ante los retrasos acumulados en la puesta en marcha de los pozos de tormentas de El Salín y El Carbayo, la Consejería de Medio Ambiente y Cambio Climático ha contratado, con carácter de emergencia y por valor de 968.165 euros, los trabajos necesarios para activar los bombeos desde esas instalaciones. El objetivo es evitar desbordamientos en espacios públicos y en locales privados como consecuencia del exceso de lluvias. La previsión es que estén listos para mediados del próximo mes de octubre.

La actuación, iniciada este mes, incluye el cierre de las instalaciones ya ejecutadas, con el fin de impedir el acceso desde el exterior y de evitar accidentes, actos vandálicos o hurtos. También se aprovechará para colocar la calderería y los equipos tanto eléctricos como mecánicos.

Las obras de construcción de los elementos de control y tratamiento de tormentas en Villaviciosa fueron contratadas por el Principado en 2017, con el objetivo de eliminar de la red de saneamiento el exceso de agua y evitar las inundaciones que sufre de manera recurrente la capital maliayesa. Sin embargo, la empresa no completó el proyecto, por lo que la Consejería de Medio Ambiente se ha decidido a ejecutar ahora, y de forma urgente, los trabajos necesarios para activar las instalaciones.

De forma paralela, el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Occidental incluye inversiones por valor de 36,5 millones de euros en Villaviciosa para los próximos cinco años. Además de los saneamientos de Quintes y Argüeru, hay una partida de 5,4 millones de euros, financiada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), para el drenaje y la renaturalización de los arroyos Pedregal, Cuartel, Alosei y Manzana. Su objetivo es la intercepción y la evacuación de las aguas fluviales y de escorrentías para evitar inundaciones en la Villa.

Compartir el artículo

stats