Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tino Fombona resuena en Noreña

Cientos de personas arropan al veterano cantante en el acto de su nombramiento como hijo predilecto de la Villa Condal

Tino Fombona y Amparo Antuña, durante el homenaje en los jardines del Ayuntamiento. | Luján Palacios

Tino Fombona, 91 años de edad muy bien llevados, lo ha sido todo en Noreña y, en cambio, él nunca esperó nada de su querido pueblo. “Nunca creí que Noreña me debiera algo, solo me limité a colaborar y resolver de forma positiva, gracias siempre a mi mujer, Marité Norniella, que aguantó carros y carretas para que yo pudiera hacer lo que hice”, aseguró Fombona, emocionado, al ser nombrado ayer hijo predilecto de la villa que lo vio nacer a la sombra de Casa Alfredo, junto al quiosco de la música, un día de San Blas.

Y como él mismo ha reconocido en varias ocasiones, el “santo de las gargantas” debió tocar la suya con algún privilegio especial para hacerle un cantante sobresaliente, una voz que animó verbenas, fiestas, concursos y funerales desde bien joven y hasta hoy en día. Porque “aún conduce su coche, sube sus fotos a Facebook y canta allá donde se lo pidan, lo mismo en los chigres que en el Orfeón o donde sea”, según explicó su consuegro, Joaquín Monte, en una de las intervenciones del acto oficial de reconocimiento celebrado en los jardines del Ayuntamiento para que Noreña pudiera aplaudir a uno de sus hijos más ilustres.

Partió el homenaje de Joaquina Colunga y Miguel Ángel Fuente, cronista de la villa, quien se encargó ayer de recordar los numerosos apoyos que recibió la propuesta. “Pronto alcanzamos los 500 avales y nos llegaron correos electrónicos de Bélgica, Venezuela, Argentina, Estados Unidos o México, con Danny Daniel escribiendo desde Miami para sumarse al acto desde la distancia” subrayó Fuente.

Fue Tino Fombona artista de primera línea, codeándose con Víctor Manuel, Serrat, María Dolores Pradera y otros. Además, fue administrativo, empleado en el Instituto Nacional de Empleo (INE), profesor durante muchos años en la granja escuela de Luces y jugador de fútbol en el Condal, el Siero y el Vetusta. También se desenvolvió como concejal en la primera Corporación democrática y hasta fue alcalde por renuncia, así como creador de las fiestas de San Marcos, impulsor de las del Ecce Homo o presidente de la hermandad de donantes de sangre, tal y como valoró la alcaldesa, Amparo Antuña. Pero, por encima de todo, ha sido padre de familia numerosa, con seis hijos a los que sacar adelante y un sentido del deber que lo llevó a cantar en el funeral de sus propios padres.

Por todo ello, Fombona recibió la reproducción de un disco en recuerdo a su única grabación y un reconocimiento por haber cantado en tantos funerales. El Orfeón Condal, el Coro de Lastres, Fernando Corujo, Pipo Prendes y Macu Iglesias pusieron la nota musical.

Compartir el artículo

stats