Las máquinas se han apoderado desde hace un mes del entorno del monte Fuxa, con motivo de las obras que buscan afianzar la siempre inestable ladera que linda con el paseo marítimo de Candás. El Consistorio carreñense anunció ayer que durante toda la jornada de hoy (martes) el tráfico rodado permanecerá cortado entre Candás y Perán.

En un principio, no estaba previsto que se cerrara el paseo a la circulación más allá de una semana durante el pasado mes de abril, pero los trabajos a desarrollar por parte de una grúa de gran tonelaje y la instalación de una serie de pantallas dinámicas para continuar con los trabajos han hecho que se tenga que llevar a cabo otro corte de la vía todo el día de hoy.

El horario en que no se podrá circular por la zona va de las ocho de la mañana a las siete de la tarde. Posteriormente, el tráfico volverá a abrirse, como viene siendo habitual durante el desarrollo de las actuaciones, con un carril para ambos sentidos de la marcha y regulado por semáforos.

La actuación de afianzamiento de la ladera sigue así su curso, después de que arrancara hace más de un mes en busca de una solución para acabar con el riesgo que suponen los desprendimientos que se sucedían en esta concurrida zona de la capital de Carreño.

La obra ha sido acometida de manera subsidiaria por el Ayuntamiento de Carreño, tras mandato judicial, con una inversión cercana al millón de euros que, posteriormente, será reclamada en dos vías tanto a la propiedad del monte como a la de la casa donde arranca el paseo. Los trabajos se han dividido en cinco ámbitos de actuación diferentes a lo largo de toda la ladera que preside la playa de La Palmera. Cuentan con un plazo de ejecución establecido en seis meses desde el arranque, por lo que se estima que hasta el próximo mes de octubre, como mínimo, habrá actividad en la ladera.

Los itinerarios recomendados para sustituir al trayecto que se verá afectado por el corte de tráfico de la jornada de hoy son la carretera de La Formiga o la vía regional AS-118.