Los usuarios de la residencia de ancianos de Grado participaron ayer en la carrera de relevos del Camino Primitivo en el tramo comprendido entre el parque de Arriba y la plaza General Ponte en la villa de Grado, donde recibieron el aplauso de los vecinos que se encontraron en la calle y terrazas hosteleras.

Muy contentos y satisfechos con la rapidez con la que llegaron al punto de entrega del relevo, dieron el testigo a los deportistas y miembros de la Asociación Cultural Amigos del Camino de Santiago de Grado, Juan López-Acevedo y Christian Álvarez. Este último dedicó la carrera al empresario moscón fallecido el pasado mes de mayo por una fuga de monóxido de carbono en su vivienda, Eduardo Suárez Colunga.

Álvarez cedió el testigo a López-Acevedo por los vínculos familiares que le unen con Suárez al que dedicó la carrera con un sentido "va por Edu". Visiblemente emocionados salieron corriendo por la calle de la iglesia con destino a la ermita de El Fresno, donde se produjo el siguiente relevo con los vecinos del concejo de Salas.