Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Festival de la Sidra vuelve con más días de fiesta y tendrá también comida en la calle

La celebración, con el concurso de escanciadores, recupera la normalidad en el programa de actos y prevé repartir dos mil litros de bebida gratuita

Por la izquierda, Ricardo del Río, Carmen Montes, la edil Ana Rodríguez, Mercedes Guerrero, Juan Cañal, Monchu Viña (Sidra el Piloñu), Ángeles Fernández, Miguel Rodríguez (Angelón) y Leocadio Redondo, cronista oficial. | L. P.

Cuatro días de verbena y una comida popular en la calle. El XLV Festival de la Sidra de Nava regresa este año "con casi absoluta normalidad" y con algunas novedades que harán del festejo uno de los de más duración y "folixeros" de los últimos años, porque la cita "no es tal sin barullos, sin el calor de la gente", señalaba ayer el alcalde naveto, Juan Cañal, en la presentación de los actos.

Los festejos se iniciarán ya el próximo martes, día 5 de julio, con la apertura de la exposición "Sidrafías" en el Museo de la Sidra, y con la preselección del concurso a la Mejor Sidra Natural de Principado y de Nava, que se hará en el llagar de Sorribes.

El miércoles día 6 tendrá lugar la prueba final del concurso a las Mejores Sidras de Nueva Expresión y Derivados de la Manzana, y se celebrará una obra de teatro en la calle a cargo de "Teatro del Cuervo". El jueves será el momento de un "Sidraforum" sobre la sidra en Bretaña, y por la noche, en la plaza de Manuel Uría, habrá la primera de las verbenas, con el Grupo Beatriz y un día antes de lo acostumbrado, porque se palpa en el ambiente que los navetos tienen más ganas de fiesta que nunca.

El viernes volverá a haber música con la orquesta Nueva Banda y con el Grupo Da Silva y, el sábado, se celebrará el día grande con la gran final del concurso a la Mejor Sidra Natural a mediodía. La cata del jurado de expertos tendrá lugar en los soportales del Ayuntamiento y tras la primera vuelta de votaciones se entregará el premio a la "Etiqueta más guapina", antes del acto de hermanamiento de todas las sidras de Asturias en la plaza de Nava.

Por la tarde empezarán a circular los "Sidrotrenes", otro de los clásicos del Festival, para trasladar de forma segura a los visitantes desde diferentes puntos de Asturias para degustar los más de 2.000 litros de sidra que se pondrán a disposición del público de forma gratuita en varias pipas repartidas por toda la villa, con vasos de plástico no intercambiables para garantizar al máximo la seguridad sanitaria. A las ocho de la tarde se reunirán las autoridades para entregar los premios a las mejores sidras en sus diferentes categorías y a la mejor pomarada de Nava, justo antes de dar lectura al pregón. El encargado de hacer los honores será el joven astrofísico y matemático naveto Simón Díaz García, investigador internacional y profesor, descendiente de una conocida y muy querida saga de docentes en Nava. El chupinazo para iniciar la Ruta de la Sidra tendrá lugar en torno a las nueve de la noche, y la verbena nocturna del sábado contará con la animación de dos "pinchas" hasta altas horas de la madrugada.

"Toldo de pañuelos"

El domingo se celebrará el XXXV Concurso Internacional de Escanciadores en la plaza, otra de las citas principales de la jornada que este año incorpora como novedad una comida popular en la calle. "Tendrá lugar si el tiempo lo permite en la Calle Baja y aledaños, con mesas y un toldo de pañuelos del festival para dar colorido", apunta el regidor.

También habrá recorridos por los llagares de la villa en tren turístico y un encuentro coral a las seis de la tarde con el Coro Errante, el Coro Allegro y la Coral Capilla de la Torre, mientras que el lunes la jornada se dedicará a los niños con juegos, hinchables, actividades de animación, circuitos de coches y deportes de forma gratuita, en el área deportiva de Nava.

El programa es toda una invitación a acudir a una fiesta que recupera la participación en el certamen de uno de sus llagares históricos, Sidra El Piloñu, inmerso en un proceso de refundación y remodelación a cargo de la última generación de la familia. Un Festival, concluyó Al alcalde, "para todos y para todas las edades".

Compartir el artículo

stats