El Ayuntamiento de Grado continúa con la reurbanización del casco histórico de la villa moscona en las calles Alonso de Grado y Eduardo Sierra tras la ejecución realizada el pasado invierno en las Calles Nuevas. Así lo ha aprobado la última Junta de Gobierno local con una partida presupuestaria dotada con 235.861 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. "Vamos a seguir con la mejora de las calles del centro para que sean un espacio más agradable y cómodo para los viandantes", señala el alcalde, José Luis Trabanco (IU).

Los trabajos atañen a la calle Alonso de Grado desde la calle Cerro de la Muralla, en la esquina norte de la Casa de Cultura, hasta el final de la zona empedrada a la altura del antiguo "Maijeco". Por otro lado, también se renovará el pavimento de la calle Eduardo Sierra hasta la intersección con la vía Julio César Estrada, donde se encuentra el Juzgado. Según explica el ingeniero de Obras, Diego Sánchez García, el actual pavimento de adoquín "está bastante deteriorado con muchos baches y adoquines sueltos".

El técnico detalla que con el paso del tiempo el firme se ha estropeado generando "zonas hundidas por fallos en las capas inferiores del mismo". Asimismo se acumula agua en la superficie lo que "además de presentar un problema para la circulación de coches y peatones propicia aún más el propio deterioro del vial", subraya el ingeniero de Obras municipal.

Para atajar estos problemas y mejorar ambas calles, el proyecto técnico prevé comenzar con la retirada de los adoquines, que serán numerados e identificados para su posterior recolocación. Lo segundo que se hará es acondicionar el firme, que subirá de altura hasta las aceras como se hizo en las Calles Nuevas con lo que se mejora la accesibilidad para las personas con movilidad reducida. Durante las labores también se instalarán imbornales para evacuar las aguas pluviales, que serán conectados con el saneamiento de la villa moscona. Finalmente, se volverán a colocar todos los adoquines para proceder a la apertura de las calles.

Durante la obra habrá cortes de tráfico temporales y por tramos para permitir el desarrollo de los trabajos. Se instalarán señales para advertir los desvíos alternativos. El proyecto será próximamente licitado.