Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La resaca del Xiringüelu: zafarrancho para retirar 40 toneladas de residuos

Los limpiadores prevén que puedan terminar con las labores de limpieza el viernes de esta misma semana

14

En imágenes: Así está el recinto del Xiringüelu un día después Miki López

Nadie marcha del Xiringüelu igual que cómo fue. Y mucho menos, los praos del lugar. La empresa responsable de la limpieza del recinto dedicado a la popular fiesta del centro de Asturias ha estimado que se recogerán 40 toneladas de residuos. Algunos vecinos y curiosos se han acercado a la zona para comprobar si había restos de materiales que pudieran ser aprovechables. Los limpiadores prevén que puedan terminar con las labores de limpieza el viernes de esta misma semana.

Y es que este verano regresó una de las fiestas más importantes y queridas del verano para la región asturiana después de dos ediciones "olvidadas" por culpa la pandemia. Y el Xiringüelu traspasa fronteras, incluso más allá de España. Sin olvidar que es una fiesta tradicional enriquecedora para Asturias y, como dijo Higinio Iglesias, portavoz de la cofradía organizadora, "es algo muy emocional que representa la cultura praviana. Esperemos que Asturias dé carpetazo al fin a estos dos años tan difíciles que hemos pasado y que nos ponga en marcha como sociedad". Ayer congregó a unas 44.000 personas, según la organización.

Este año, como novedad, todos los que quisieron acceder al prao general de la fiesta –ajeno a la zona de casetas de las peñas– tenían que obtener una pulsera abonando un importe –"significativo" para algunos, "demasiado" para otros– de tres euros (cinco en el caso de adquirirlas el mismo día en la taquilla).

La empresa de limpieza está hoy procediendo a la recogida manual de residuos y mañana ya entrará la maquinaria para derribar las casetas instaladas en el recinto.

Compartir el artículo

stats