La Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) cerró este miércoles en Noreña, con gran éxito y lleno total, el último de los conciertos de la gira para conmemorar los 1.300 años de la batalla de Covadonga, culminando así su paso por los municipios del Camín de los Santuarios. Bajo la batuta del maestro avilesino Daniel Sánchez Velasco, el concierto –en la imagen de la derecha– incluyó la obertura de "Don Giovanni" de Mozart, la Sinfonía número 8 en sol mayor opus 88 de Dvorak y también la "Danza Húngara" de Brahms.