Las obras de adecuación del camino C-219 del barrio de Sebades, en la parroquia de Logrezana, han arrancado y le costarán al Ayuntamiento de Carreño 173.221 euros.

Tras un período de precipitaciones, se produjo un deslizamiento de tierras de la ladera anexa que generó daños en el vial y provocó un agrietamiento que llevó a cortar el camino al tráfico rodado. Para paliar el problema se ha diseñado y se ejecutará una estructura de contención de la ladera y se repondrá la plataforma y el pavimento. La escollera que sujetará la ladera se hará en tramos de cinco y diez metros. También se colocará una red de drenaje para controlar el agua y se llevará a cabo la reposición de un muro de hormigón que existe en las proximidades.

La actuación, que ha sido adjudicada a la empresa Contratas Souto, se prolongará durante tres meses.