Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grado, la gran pasarela del traje del país

Marta Vielsa y Luis Ángel Fernández se imponen en el concurso de indumentaria tradicional, con 35 participantes y un baile multitudinario

18

EN IMÁGENES: Así fue el concurso y muestra de trajes tradicionales asturianos en Grado Irma Collín

Grado se convirtió ayer en capital de la moda sin tener nada que ver con los desfiles de Milán o París. De lo que se trataba en la villa moscona era de algo mucho más vistoso, valioso y apegado al terreno como la celebración de "Indumentaria", el concurso y muestra de trajes tradicionales asturianos que acoge la localidad cada último domingo de septiembre. En el de ayer participaron 35 personas para mostrar sus vestimentas y tratar de hacerse con las preciadas ligas azules que distinguen a los mejor vestidos en las dos categorías del certamen: hombre y mujer.

Un jurado independiente formado por Consuelo Riu, Amadéu Benavente, Constantino Menéndez y Héctor Díez decidió que los mejores vestidos sobre la pasarela moscona fueron los de Marta Vielsa López, de Grado, en categoría femenina, y Luis Ángel Fernández Santos, de Mieres, en traje masculino.

En el caso de Marta Vielsa, que recibió su premio muy emocionada, el traje se componía de una saya de paño tejido en telar manual, teñido con tinte natural y con manto en la parte superior y una camisa de lino antiguo. Como complementos, unos pendientes de oro con azabache, también antiguos, y un pañuelo de seda en la cabeza.

Luis Ángel Fernández se impuso con un traje de diario compuesto de calzón y chaqueta con tinte desgastado, chaleco con chamarreta verde para abrigar, montera de dos alas altas, madreñas de escarpín, escarpinos altos y palo.

El segundo premio en hombres fue para el moscón Emilio Gutiérrez Granda, con traje de paño marrón confeccionado por su mujer, con chaleco pinto, botas y montera. Antona Luengo Sánchez, también de Grado, quedó segunda en la categoría de mujeres con pañuelo de seda, dengue marrón, mandil pinto hecho en telar y saya parda.

Los terceros premios fueron para David Toledo Soriano, de Lada, con traje de colores pardos con chaleco pinto y montera de dos alas, con botas como calzado, y para Henar Buznego Suárez, que llevaba una saya encarnada con cintas negras, dengue negro y camisa blanca, con pañuelo de lino blanco.

Alberto Suárez, creador y director de "Indumentaria", destaco cómo cada vez más gente se interesa por la elaboración de los trajes del país, siguiendo fielmente las fuentes documentales del siglo XIX, que son las que se valoran en el certamen para reproducir de la forma más fidedigna el corte de la indumentaria. Hacer el traje y escoger los géneros y las piezas puede llevar "más de un año". Por eso "los ganadores sienten un orgullo especial al ver reconocida su labor por el jurado profesional", dijo.

Además del concurso, también hubo juegos para niños y la muestra de un conjunto de piezas antiguas de trajes del país procedentes de la colección de Consuelo Riu. También se rindió homenaje a Felisa, la última "Texedora de Vayu", mostrando un par de piezas textiles del siglo XIX (lienzos de lino) sin transformar procedente de su taller.

Por la tarde se celebró un multitudinario baile tradicional en la plaza del Mercado, en una jornada llena de tradición, investigación y buen hacer.

Compartir el artículo

stats