El proyecto para construir una planta experimental de pirólisis de residuos plásticos en Noreña ha quedado paralizado por el momento, tal y como informó el gobierno municipal de Noreña a principios de este mes. Pero los vecinos de la Villa Condal que se oponen a esta instalación siguen movilizándose para evitar que el plan pueda prosperar en un futuro. La plataforma "¡Pirólisis No!" acaba de presentar en el registro municipal un total de 1.311 alegaciones en contra del plan.

Los representantes del colectivo quieren agradecer la implicación vecinal. "Especialmente a los establecimientos de Noreña y El Berrón por su gran colaboración, porque sin su apoyo hubiera sido muy difícil llegar a todos los vecinos", señalan para destacar la gratitud por la respuesta para reforzar el rechazo al proyecto. Ahora, con los documentos sobre la mesa, "esperamos que las alegaciones sean estudiadas por los organismos competentes del Principado de Asturias y que el proyecto sea revisado en profundidad, ya que consideramos inviable la instalación de una industria de este tipo en Noreña", advierten.

Aseguran que "continuaremos movilizándonos para evitar la implantación de la incineradora". "De momento hemos solicitado una cita con Lidia Clara Rodríguez, directora general de Salud Pública del Principado, para explicarle nuestra situación", añaden.

La paralización de este plan se produjo después de que el propietario de los terrenos en los que se iba a desarrollar la instalación decidiera desistir debido a su "disconformidad con algunos aspectos" de una iniciativa que había generado una importante polémica vecinal. Los colectivos ecologistas temen que el proyecto acabe desviándose a otro concejo.