Las playas de Villaviciosa batieron récords de afluencia este verano, con las mejores cifras de, al menos, los últimos ocho años. Según fuentes municipales, los arenales del concejo sumaron 823.588 visitantes de junio a septiembre, lo que supone cerca de 290.000 más que en el mismo periodo del ejercicio precedente y alrededor de 236.000 por encima del verano de 2019, el último antes de la pandemia.

Rodiles, como es habitual, fue la playa maliayesa con un mayor número de bañistas este verano, llegando a los 643.695, lo que supuso unos 220.000 más que en 2021. La Ñora sumó 89.718, la playa España tuvo 83.030, Merón acogió a un total de 5.835 bañistas y Tazones subió hasta los 1.310.

Los rescates por los servicios de salvamento pasaron de 14 a 28. Según Borja Madiedo, responsable del servicio, ese incremento obedece a la "inexperiencia de los socorristas", ya que la mayoría eran nuevos, y a "la orografía de unas playas que a bajamar presentan numerosas corrientes". Madiedo reclama que se sea "más estricto" con la formación de los socorristas y "mejoras de personal, medios materiales y organización".