El edificio del Ayuntamiento de Nava ha sido sometido recientemente a un proceso de lavado de cara exterior, del que destaca sobremanera que ha sido pintado de verde, en lo que supone un guiño al color de las botellas de sidra. La estructura del inmueble, ubicado en la plaza de Manuel Uría de la villa, no ha experimentado cambio alguno. En la imagen superior, el aspecto que presenta ahora el edificio consistorial, tras haber cambiado el color rojo por el verde.