El Ayuntamiento de Villaviciosa podrá gestionar el parque-playa de la Ñora en lo que respecta a iniciativas de mantenimiento y mejora del entorno, una petición largamente demandada por los vecinos y en la que el gobierno local llevaba tiempo trabajando. El Pleno municipal del próximo miércoles aprobará el acuerdo necesario para esta concesión del dominio a favor del Consistorio, que después deberá ser aprobado por el Consejo de Gobierno del Principado.

El espacio llevaba desde 2009 sin modelo de gestión, tras las obras ejecutadas por Costas en la zona. El regidor de Villaviciosa, Alejandro Vega, dio cuenta al colectivo vecinal de la situación de los trámites que darán paso a la obtención definitiva por parte del Ayuntamiento de la capacidad de actuar sobre el entorno. Tras la reunión mantenida recientemente entre el Alcalde y la directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Sonia Puente Landázuri, "se acordó la concesión demanial del espacio a favor del Ayuntamiento de Villaviciosa" y ahora este "podrá acometer las obras de mejora y mantenimiento que viene reclamando la asociación de vecinos para la adecuación de una parte importante del parque-playa de La Ñora", indicó el regidor.

La historia de este proceso se retrotrae años atrás. El 22 de junio de 2004 se firmó el convenio de colaboración entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Principado de Asturias para la gestión integral del litoral asturiano, encomendándose la obra del parque-playa de La Ñora al Ministerio de Medio Ambiente. El Principado es propietario de los terrenos destinados al parque-playa, con una extensión de 24.737 metros cuadrados, que incluye seis fincas adquiridas por expropiación.

La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), en sesión de fecha 23 de septiembre de 2004, aprobó definitivamente el Plan Especial de Protección de la Playa de La Ñora. Y la CUOTA, en sesión Ejecutiva de fecha 30 de noviembre de 2006, aprobó el expediente de expropiación forzosa.

El Ayuntamiento, por su parte, dio conformidad al plan mediante resolución de la Alcaldía de fecha 19 de julio de 2006 y lo comunicó a la Demarcación de Costas en Asturias para la tramitación del expediente del proyecto del parque-playa. Y con fecha 20 de octubre de 2009 se firmó el acta de recepción de las obras. Pero desde ese año, el espacio estaba sin modelo de gestión, tras las obras ejecutadas por Costas.

Con el acuerdo alcanzado ahora, el Consistorio podrá actuar y hacerse cargo de conservar y mantener el espacio, algo que hasta la fecha no podía realizar a causa de un problema de competencias entre administraciones.

El acuerdo da ahora esa capacidad al Ayuntamiento. Los términos del documento de dicho acuerdo señalan expresamente que la gestión del parque-playa "deberá de conservar las características del proyecto ejecutado por la Demarcación de Costas del Estado y los servicios existentes en el momento de la formalización del documento administrativo". Asimismo se establece un plazo de concesión de veinte años, "contados a partir de la fecha de suscripción del documento administrativo de formalización". "La concesión demanial se otorga de manera gratuita; no obstante, en el caso de que el concesionario obtuviese beneficios de la gestión, la cantidad recaudada será invertida en concepto de mantenimiento, ordenación y conservación del parque-playa, sin posibilidad de lucro o rentabilidad", añaden las condiciones de esta cesión.

Por otro lado, la Asociación de Vecinos San Clemente, de Quintueles, que celebró este sábado su asamblea anual de socios, dio cuenta de la actividad desarrollada por la junta directiva que encabeza Yolanda Cotiello y de las gestiones realizadas para reclamar mejoras en la parroquia. En este sentido, se informó de la reunión mantenida el pasado viernes en la sede de la asociación con el alcalde Alejandro Vega y dos concejales del gobierno local en la que se abordaron asuntos como el saneamiento, la tramitación del plan urbano, la necesidad de servicios como un parque infantil y zona deportiva y la mejora del transporte público, la numeración de caminos, o la necesidad de completar el servicio de fibra óptica en la parroquia.

También se abordaron otras reclamaciones de vecinos por deficiencias en el servicio de recogida de basuras o de la señal de TV.