Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Les lletres de pan" son la "Aldea más guapa de Villaviciosa"

Cubera otorga su gran distinción anual a la iniciativa de la Compaña del Ronchel y premia también a Mel Amandi, Llucía Miravalles y Javier Estrada

Xuan Pedrayes y Miguel González, segundo y tercero por la izquierda, respectivamente, repartiendo «lletres de pan» en una foto de archivo. | Vicente Alonso

"Les lletres de pan" han hecho "Aldea más guapa de Villaviciosa" a la Compaña del Ronchel, la asociación maliayesa que iniciaba en 2004 esta tradición de regalar letras de pan envueltas en un papel con un texto literario con motivo del Día de les Lletres Asturianes. La iniciativa es una de las que desarrolla un colectivo se lleva en esta edición la distinción que otorga la asociación Cubera, el premio "grande" de los que fallan los "Amigos del Paisaje de Villaviciosa" en su asamblea anual. Hay otros tres reconocimientos, también para personas o colectivos o grupos destacados por su labor en la defensa o promoción de valores, patrimonio natural y cultural de Villaviciosa. Se trata del criador de caballos asturcones Mel Amandi, la diseñadora de moda Llucía Miravalles y el viverista Javier Estrada.

Mel Amandi y Nieves Velasco, con sus asturcones. Vicente Alonso

La entrega de estos galardones tendrá lugar el próximo viernes, día nueve de diciembre, en el Teatro Riera de esta localidad, en una gala que ya resulta un clásico de la programación municipal prenavideña. En el conjunto de los premiados confluyen "tradición, modernidad y empeño tozudo por sacar adelante las cosas en las que une cree", resume Ángel Valle, presidente de la asociación.

La Compaña del Ronchel va camino de veinte años de promoción de la llingua y el resto del patrimonio cultural asturiano dentro del concejo de Villaviciosa, aunque muchas de sus iniciativas se expanden por la Comarca de la Sidra y el resto de Asturias. Su última propuesta, cronológicamente hablando es la publicación de la revista Friuz, con difusión tanto en papel como en formato digital.

Javier Estrada, viverista de Bedriñana. Vicente Alonso

En la gala de entrega de premios del próximo nueve de diciembre recogerá también su diploma acreditativo el criador de caballos asturcones Mel Amandi, que mantiene una yeguada, una veintena de caballos de reconocida calidad genética por el puro empeño personal de recuperar la raza y mejorar sus cualidades morfológicas. Tesón y esfuerzo que destaca el colectivo que concede estas distinciones y que va parecidas características en todos los premiados en esta edición de los galardones.

Por su parte, Lucía Miravalles, otra de las personas distinguidas este año, lleva unos años centrada en la indumentaria tradicional asturiana y, tras una fase de investigación y estudio de las diferentes prendas, ha dado el salto al diseño de moda actual por medio de la marca Ringo Rango, tratando de integrar elementos del vestuario asturiano en nuevas prendas de uso urbano.

Llucía Miravalles, de la firma Ringo Rango. Vicente Alonso

Javier Estrada, por último, es la cabeza de una tradición viverista que ya ronda el siglo en la parroquia de Bedriñana. Los plantones de pomares de estas tierras tuvieron siempre una buena acogida entre los dueños de las pomaradas que acudían primero a su suegro Mariano Doroteo, luego a Javier, ahora a su hija María Esther y muy pronto a sus nietos Luis y Silvia. Cuatro generaciones en la "sala de máquinas" de la cultura sidrera que indefectiblemente ha de dar sus primeros pasos por los "pidales" o viveros de pomares seleccionados.

Compartir el artículo

stats